Mujer con una planta de marihuana sobre su barriga de embarazo.

Próximamente, se llevará a cabo uno de los exámenes más completos para evaluar los efectos que puede tener el consumo de marihuana durante el embarazo. El estudio estará dirigido por la profesora asociada de obstetricia y ginecología de la Universidad de Utah Health, Torri D. Metz, y será apoyado por el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas.

La droga más consumida durante la gestación

Aunque parezca difícil de creer, la marihuana es la droga más consumida durante el embarazo. A pesar de ello, se sabe muy poco sobre los efectos que pudiera tener dicha exposición sobre la madre y el feto durante y después de la gestación.

Ahora bien, hay indicios de efectos negativos. Por ejemplo, estudios previos han encontrado evidencia sustancial de que esta droga puede reducir el peso del bebé al momento de su nacimiento.

Y aunque la evidencia es, de cierta forma convincente, estos se han obtenido a partir de datos autoinformados por las futuras madres, o de pruebas de toxicología clínica. Sin embargo, no hay resultados provenientes de la evaluación directa de muestras biológicas de los implicados.

Relación entre consumo de marihuana y eventos adversos durante el embarazo

En vista de ello, Metz y sus colegas trabajarán en equipo en una investigación dirigida a solventar este vacío. Para este estudio, incluirán a más de 9,200 mujeres que participaron en el Estudio de resultados de embarazos nulíparos: Monitoreo de futuras madres.

El interés radica en determinar si el consumo de marihuana durante el embarazo de parte de la madre plantea en realidad algún riesgo para los fetos y recién nacidos, pues sus efectos son subestimados.

Resultados como la de la placenta y el crecimiento fetal inhibido en el útero, son algunos de los aspectos a considerar. Pero también quieren determinar si la droga aumenta la probabilidad de preeclampsia e hipertensión gestacional en las mujeres embarazadas.

Para ello, los investigadores examinarán las muestras biológicas recolectadas previamente, incluidas muestras de orina del primer, segundo y tercer trimestre del embarazo. Asimismo, examinarán un segmento del cordón umbilical en busca de metabolitos de la marihuana.

Metz explica que, con este trabajo, buscan evaluar de manera “más rigurosa” la relación entre el consumo de marihuana y los eventos adversos durante el embarazo. En este aspecto, será de gran ayuda la prueba de detección de metabolitos de la marihuana en diferentes fases del embarazo.

“No solo podremos examinar si algún uso influye en los resultados, sino que también podremos ver si el momento y la cantidad de uso son importantes”, apuntó la investigadora.

El consumo de marihuana se ha extendido tanto que incluso las mujeres lo hacen durante su embarazo, muchas sin conocer los efectos y riesgos que podría implicar. A pesar de ser una droga aparentemente inofensiva, aún no hay consenso científico sobre su uso, y las próximas investigaciones científicas podrían confirmar o descartar muchas de sus propiedades.

Referencia:

A description of the methods of the Nulliparous Pregnancy Outcomes Study: monitoring mothers-to-be (nuMoM2b). https://www.ajog.org/article/S0002-9378(15)00020-4/fulltext