Chip M1 de Apple

Recientemente, Apple dio a conocer su nuevo procesador, un revolucionario chip de silicio llamado M1 y que marca el inicio de una nueva era para ordenadores Mac.

El chip M1 se basa en la arquitectura ARM, por ende el nuevo MacOS Big Sur podrá ejecutar aplicaciones nativas de iPhone y iPad, equipos insignias de la compañía. Particularidad que le da ventajas en comparación con otras empresas del ramo.

Tras su presentación, el chip de Apple Silicon ha sido sometido a pruebas, todas han arrojado resultados positivos para la compañía. En una, lo declaran como el mejor chip del mundo. En otra, lo señalan como un dispositivo superior a nVIDIA y a AMD en rendimiento gráfico.

Recordemos que este novedoso chip es totalmente diferente a los que conocemos, incluye en una sola unidad GPU, CPU, Memoria RAM y patrones de aprendizaje automático. Realmente su composición es bastante compleja, pero promete mejorar el rendimiento de nuestros equipos a un menor consumo de energía y recursos.

Lo que quizás desconozcas del M1, es su origen, ¿de dónde surgió la idea? Esto es algo que se le atañe a su creativo cofundador, Steve Jobs. Este empresario se caracterizaba por ir más allá, por visualizar los equipos de Apple en el futuro, y la manera de como su uso facilitaría la vida de las personas. No obstante, el punto acá es saber a dónde nos llevará este chip. ¿Qué representa para el futuro de la informática?

Para darle respuesta a esa pregunta, usaremos la nota de Om Malik. Este escritor de tecnología se puso en contacto con líderes de Apple para le ayudaran a tener una idea más clara de lo que en si representa el chip M1.

La transición de x86 a ARM se llevará más de dos años

Recordemos que la última transición de Apple se llevó a cabo en el 2005. Un proceso que se realizó aproximadamente en tres años. En el transcurso del mismo, Apple debió sortear muchos riesgos, el principal de ellos, obtener apoyo por parte de los desarrolladores para obtener aplicaciones compatibles para su sistema operativo. Para aquel entonces, no tuvo problemas con eso.

Sin embargo, actualmente se enfrenta con una situación distinta. Un chip interno, desarrollado por la compañía para uso exclusivo de sus ordenadores. Joswiak, vicepresidente senior de marketing mundial comenta:

“Esto llevará un par de años, ya que no se trata de una transición de la noche a la mañana. Hemos realizado estas grandes transiciones con mucho éxito en el pasado”.

Agrega:

“Steve solía decir que hacemos todo el widget. Hemos estado haciendo todo el widget para todos nuestros productos, desde el iPhone hasta los iPads y el reloj. Este fue el elemento final para hacer todo el widget en Mac”.

Es claro que la intención de la compañía es integrar bajo una misma plataforma todas sus aplicaciones y servicios. Ofrecer equipos que cumplan con ese propósito, algo que pueden lograr con la  implementación del chip M1.

El M1 “es único y el mejor modelo “

Así lo indica Johny Srouji, vicepresidente senior de Tecnologías de Hardware de Apple. Recalca que el nuevo procesador se acopla “perfectamente al producto y cómo lo utilizará el software”. Al mismo tiempo, destaca que en sí, lo que les importa a los usuarios es el rendimiento que puedan tener los equipos, más que estructura interna, capacidad de ejecutar muchos procesos al mismo tiempo.

Se refirió a Intel y AMD como empresas que basan sus estándares de calidad en “megahercios, memoria y velocidad”, algo a lo que debe enfrentarse Apple. A su juicio, la calidad radica en lo reciben los usuarios, un producto que pueda garantizar cumplir con sus propósitos, sin ofrecer cifras tan altas para hacer alusión a sus cualidades. Al respecto, Srouji señala:

“Somos una empresa de productos y creamos un producto hermoso que tiene la estrecha integración de software y silicio. No se trata de gigahercios y megahercios, sino de lo que obtienen los clientes”.

De igual manera, comenta que el procesamiento ya no radica del todo en el CPU, su función se expande a “gráficos, motor neuronal, y el procesador de señal de imagen”. El M1 va más allá de simples procesos, también se enfoca en ejecutar operaciones más visuales que involucran al GPU, como juegos, videollamadas, ver streaming, diseño gráfico, entre otras funciones.

Acciones que puede ejecutar el nuevo procesador de Apple sin utilizar interfaces de por medio, las ejecuta desde el mismo dispositivo.

Para Craig Federighi, vicepresidente senior de Ingeniería de Software, “si es una GPU discreta, está moviendo datos de un lado a otro a través del bus del sistema,  eso comienza a dominar el rendimiento”. Eso se traduce en ordenadores más calientes, ventiladores ruidosos, y por ende mayor consumo de recursos del procesador. El M1, como ya mencionamos, elimina esta molesta tarea.

Hasta ahora, el M1 promete grandes mejoras. Equipos con la capacidad de iniciar el MacOS tal cual lo hacen los dispositivos iOS. Un inicio rápido, ¿verdad?, así se comportaran las Macs con la inclusión de este nuevo chip. La presentación de este procesador de silicio pronostica grandes cambios en el mundo de la informática. No solo para Apple, sino para otras compañías.

Se presume que este dispositivo de Apple Silicon incentivará a otras compañías a querer desarrollar un chip similar o superior. ¿Estás de acuerdo?