Ciudad en la que se puede ver aire contaminado asociado a síntomas depresivos.

Varios estudios sugieren que el aire contaminado puede afectar seriamente la salud mental, exacerbando los síntomas de depresión e incluso influyendo en las tasas de suicidio. Sin embargo el problema persiste, y ahora parece tener repercusiones incluso a largo plazo.

Los investigadores de la Universidad del Sur de California llevaron a cabo un estudio que incluyó más de 1,500 participantes femeninas de tercera edad. Y según su artículo en Journal of the American Geriatrics Society, encontraron evidencia de que la contaminación del aire puede aumentar tanto los síntomas depresivos como la función de la memoria.

Contaminación del aire puede afectar la salud mental

Muchos están al tanto de que la contaminación del aire puede tener efectos significativamente nocivos sobre nuestra salud física. Sin embargo, muy pocos están al tanto de que esta también puede influir en el deterioro de nuestra salud mental, como mencionamos en una oportunidad previa.

Ciertos estudios han sugerido que la exposición al aire contaminado puede contribuir en el aumento de los síntomas de depresión y en la disminución de la memoria episódica en la tercera edad. Aún así, la evidencia es escasa y parecía necesario examinar esta sugerencia en un contexto longitudinal.

Relación entre exposición al aire contaminado y síntomas de depresión y falta de memoria

Esto motivó a los investigadores a examinar la asociación entre la contaminación del aire y dichos aspectos en mujeres en edad mayor. Para ello, reunieron a un total de 1583 mujeres sin demencia de 80 años o más.

Les hicieron seis evaluaciones anuales de la memoria episódica y depresión, estimando una exposición promedio de 3 años a partículas finas en la región en que residían con un diámetro por debajo de 2.5 μm (PM 2.5). También consideraron la exposición al dióxido de nitrógeno gaseoso (NO2) al inicio y durante un período de 10 años antes del estudio.

Un factor de riesgo de salud mental para las mujeres mayores

Los investigadores descubrieron que la exposición remota al NO2 se asoció significativamente con un aumento de los síntomas depresivos, aunque de forma muy leve. El problema es que el aumento de los síntomas de depresión a causa del aire contaminado se asoció con descensos acelerados de la memoria episódica.

“Este es el primer estudio que muestra cómo la exposición a la contaminación del aire afecta los síntomas depresivos, así como la interrelación entre los síntomas y el posterior deterioro de la memoria que no se había encontrado en personas mayores de menos de 80 años”, dijo el autor principal Andrew Petkus.

De modo que este estudio arroja nueva evidencia de que el aire contaminado representa un factor de riesgo para padecer síntomas depresivos en las mujeres en edad avanzada.

No es algo realmente sorprendente, ya que se sabe que la exposición a contaminantes ambientales durante la vejez acelera el envejecimiento del cerebro y el riesgo de demencia. Sin embargo, el hallazgo muestra una vez más que las poblaciones de mayor edad pueden responder a la neurotoxicidad de la contaminación del aire de forma diferente.

Referencia:

Air Pollution and the Dynamic Association Between Depressive Symptoms and Memory in Oldest‐Old Women. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/jgs.16889