Jirafa blanca macho a la que se le instaló el dispositivo GPS.
Jirafa macho con leucismo. Foto: Ishaqbini Community Conservancy vía AP.

La única jirafa blanca conocida en todo el mundo ha recibido un dispositivo de rastreo por GPS para que los investigadores y proteccionistas puedan protegerla de los cazadores furtivos.

En marzo de este año, los cazadores asesinaron a dos jirafas blancas extremadamente raras en el noreste de Kenia, dejando a este macho solitario como el último conocido. Las víctimas fueron una hembra y su cría de apenas siete meses, según un comunicado de Ishaqbini Hirola Conservancy.

Lo curioso es que, a pesar de ser literalmente único, este ejemplar todavía no tiene un nombre con el cual “distinguirlo”.

¿A qué se debe el color blanco de estos animales?

Por lo general, estos casos suelen recordar el albinismo, una condición que impide al cuerpo producir pigmentos en todos los órganos. Se ha descartado que este sea el caso de la última jirafa blanca viva conocida hasta ahora.

Aún no está muy claro qué hay detrás del color blanco de estos animales, pero los expertos creen que se trata de una condición genética conocida como leucismo. Esta impide que las células de la piel produzcan el pigmento que suele dar color a las jirafas normalmente, aunque sí permite que sus ojos sean de color oscuro.

Otro factor que diferencia significativamente el leucismo del albinismo es que al parecer solo se remite a la coloración. A pesar de su incapacidad para producir pigmentos, ni las jirafas ni los otros animales que la presenten, tienen desventaja genética alguna para su supervivencia.

Un GPS para proteger a la única jirafa blanca

A excepción de hacerlas un blanco atractivo para los cazadores furtivos de la árida sabana cerca de la frontera con Somalia. Después del asesinato de las dos hembras a principios de año, los grupos proteccionistas trabajaron en un plan que les permitiera rastrear su ubicación.

Fue así como decidieron conectarle un GPS a la jirafa blanca a uno de sus cuernos. Según se ha informado, el dispositivo “hará ping” cada hora para alertar a los guardabosques de la zona sobre su ubicación.

En general, las jirafas son animales amenazados. De hecho, sus poblaciones se han reducido en más del 40 por ciento en las últimas tres décadas, quedando apenas 16,000 aproximadamente, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). La mano y actividad humana figura como la principal culpable, y el peligro aumenta conforme se hacen paso sus poblaciones en la vida silvestre.

Referencias:

World’s last known white giraffe gets GPS tracking device. https://phys.org/news/2020-11-world-white-giraffe-gps-tracking.html

Two rare white giraffes killed in Kenya. https://www.nationalgeographic.com/animals/2020/03/rare-white-giraffes-poached/