Logo de Mozilla Firefox

Ya podemos descargar Mozilla Firefox 83, y con él, muchas mejoras para nuestro sistema operativo, bien sea, Windows, Linux o macOS.

Tras esta actualización, el navegador promete un mayor rendimiento. Su motor de búsqueda enfocado en JavaScript pronostica “una carga de páginas hasta 15% más rápida, aumentando la responsividad un 12%, y reduciendo el uso de memoria hasta un 8%”.

Al igual que Adobe, Mozilla ha hecho cambios importantes en su navegador pensando en los nuevos chips M1 de Apple. Ahora ofrece soporte a estos nuevos procesadores a través de la emulación mediante Apple Rosetta 2. Lo cual deja ver su intención de desarrollar una aplicación nativa para los M1.

Firefox 83 añade nuevos protocolos de seguridad

Mozilla Firefox 83 incorpora nuevos protocolos de seguridad SSL/TLS . El navegador pasa del HTTP estándar a un HTTPS, que permitirá “cifrar los paquetes de datos” que se transmiten cuando navegamos por la web.

La implementación de estos protocolos obliga al navegador a cargar las páginas que sean seguras. Esto provoca que los sitios web que no usan los mismos, simplemente no carguen. Aunque se les notificará a los usuarios en caso de que deseen hacerlo.

Por defecto, esta opción viene deshabilitada. Para activarla solo debemos dirigirnos a Privacidad, luego seleccionamos Seguridad de las opciones de Firefox, y como tercera habilitar el botón correspondiente.

Otras novedades de Mozilla Firefox 83

El zoom en pantallas táctiles es otra de las características de este nuevo procesador. Los usuarios que tengan ordenadores con pantallas táctiles ahora podrán pellizcarlas para tener una vista más grande de lo que estén viendo.

De igual modo, incorpora el modo Picture in Picture, función que permite realizar atajos de teclado para retroceder o avanzar los vídeos en fragmentos de 15 segundos. Asimismo, renueva el lector PDF para que los usuarios puedan “completar, imprimir y guardan formularios PDF compatibles con AcroForm”.

Sin duda, Mozilla está realizando estas actualizaciones continuas para intentar recuperar parte del territorio que ha perdido ante otros navegadores, como Google Chrome. Además de la confianza que muchos usuarios depositaron en él, como uno de los más rápidos y con menor consumo de recursos.