Imagen difuminada de una mujer sobre una carretera
Vía Pexels.

Adobe acaba de lanzar una versión ARM de Photoshop, compatible con Windows y MacOS Big Sur. Este nuevo software está en su fase beta, motivo por el cual no se puede usar al 100%. Sin embargo, es un indicio de que la compañía estadounidense está haciendo lo posible por hacer que su aplicaciones sean compatibles de forma nativa con la nueva arquitectura de Apple.

Si bien se sabe, las aplicaciones que conforman el paquete de Microsoft Office y Adobe, son las más utilizadas en ofimática y diseño gráfico. Softwares que han ganado popularidad por facilitar nuestras actividades comunes y profesionales.

En el caso de ordenadores con Windows 10 basados en procesadores ARM, el poder ejecutar aplicaciones x86 sin perder compatibilidad con ellas se vuelve tedioso, debido a que el sistema tiene que emular el funcionamiento de los programas. Esto se traduce en menos rendimiento y mayor consumo de recursos del procesador.

Por su parte, Apple nos presentó sus nuevos chips de silicio basados en la arquitectura ARM en el evento “One More Thing”. Además de ponerlos a nuestra disposición a través de las MacBook y Mac Mini 2020. Tal parece que Adobe lanza esta beta de Photoshop pensando en los de Cupertino y en sus novedosos equipos.

Adobe actualizará el panel de herramientas de Photoshop ARM en los próximos días

La instalación de PS de forma nativa en ambos sistemas operativos mejorará el rendimiento de estos. Aunque, como ya mencionamos es una beta, por ende está incompleta, funciones como “el relleno con reconocimiento de contenido, parche,  pincel de curación”, entre otras, aún no están disponibles. Sin embargo, en los próximos días estarán actualizando el panel de herramientas.

Para acceder a esta versión de prueba, solo debes dirigirte a la pestaña de “aplicaciones beta en el programa de escritorio de Creative Cloud”, para empezar a disfrutar de forma nativa de las herramientas de Photoshop.

La transición de Intel Apple a ARM es un proceso que plantea muchas interrogantes, sobre todo cuando hablamos de compatibilidad y soporte a aplicaciones basadas en x86. Con respecto a la primera, Adobe es una de las primeras compañías que se suma a esta causa. De otras empresas seguir su ejemplo, esto podría ser ventajoso para los de Cupertino, ya que ganarían gran parte del mercado que actualmente domina Intel.