Paisaje de tierras altas con bandera de Bolivia

Un estudio revelado recientemente confirma que un virus de origen animal que causa un cuadro de fiebre hemorrágica detectado en Bolivia se transmite entre los humanos.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés), la enfermedad que causa es potencialmente mortal. No obstante, no se han detectado nuevos casos hasta ahora.

Primer brote de virus de fiebre hemorrágica en Chapare

Fue en 2019 cuando se descubrió el primer indicio del brote en Chapare, una de las 16 provincias que conforman el departamento de Cochabamba en Bolivia. Los expertos examinaron una variedad de fluidos corporales en un laboratorio del gobierno en la ciudad de Santa Cruz.

Las muestras provenían de pacientes de los que se sospechaba que habían contraído dengue, una enfermedad que también puede causar fiebre y hemorragia interna. Los médicos tomaron las muestras inicialmente bajo sospecha de que esta era la afección que aquejaba a los individuos, dada su amplia prevalencia en Sudamérica.

“En Sudamérica en particular, el dengue es muy prevalente, y muchas personas ven síntomas de la fiebre hemorrágica siempre pensará en el dengue antes que en cualquier otra cosa”, dijo Maria Morales-Betoulle, miembro de los CDC que trabajó en la investigación de dicho brote.

El análisis de dichas muestras no arrojó evidencia de presencia del virus del dengue, lo que motivó a los investigadores a hacer una búsqueda más amplia. Entre sus sospechas, figuraban otros virus endémicos, como la fiebre amarilla y Machupo, también de carácter hemorrágico y mortal, pero los resultados también fueron negativos.

Esto los llevó a acudir a la Organización Panamericana de la Salud (OPS), que se encarga de vigilar las enfermedades emergentes en América Latina, y les enviaron las muestras a los CDC.

Al recibirlas junto con la información sobre el brote, decidieron tratar el caso como un virus de fiebre hemorrágica, manteniendo el mayor nivel de seguridad en su manipulación. El estudio reveló fragmentos de material genético conocidos hoy en día como ARN del Chapare.

Brote de solo cinco casos en Chapare en 2019

Hasta el momento, solo se había confirmado un caso de virus de Chapare en la provincia en el año 2004, luego del cual desapareció. Sin embargo, en 2019 se registraron al menos cinco nuevos contagios, dos de los cuales murieron. Tres de ellos eran trabajadores de la salud: un joven médico residente, un médico de ambulancia y un gastroenterólogo.

Estos pacientes parecían haberse contagiado con el virus de fiebre hemorrágica al estar en contacto con los fluidos de pacientes infectados a los que habían atendido.

Es probable que el médico de la ambulancia contrajera la enfermedad mientras resucitaba al residente en el momento en que la transportaban al hospital. Este médico sobrevivió, pero la residente no.

En vista de ello, los CDC enviaron algunos investigadores para que trabajaran con expertos locales en la comprensión del brote. Así descubrieron que el ARN viral estaba presente en el semen de uno de los sobrevivientes del brote incluso 168 días después de la infección.

Virus vinculado a roedores

También descubrieron que el virus estaba vinculado a roedores. Encontraron rastros del patógeno en roedores recolectados alrededor del “hogar y las tierras de cultivo cercanas” del primer paciente infectado.

Pero antes de culpar a estos animales como ha pasado con los murciélagos en la actual pandemia, es necesario recalcar algunas cosas. Esto no prueba que estos sean los vectores de la enfermedad, ni mucho menos que puedan infectar a las personas.

Como vemos, los casos son escasos, lo cual es bueno en el contexto actual. Además, en 2020 no se han detectado nuevos brotes de este virus de fiebre hemorrágica. Siguiendo esta idea, los investigadores dicen que, aunque los haya, es poco probable que estos ocasionen una pandemia.

Referencia:

Rodents. https://www.cdc.gov/rodents/index.html

Deadly hemorrhagic fever in Bolivia can spread between people. https://www.livescience.com/chapare-virus-human-transmission.htm