Jeringa introducida en un frasco con una vacuna contra el coronavrus que podría tener arn mensajero

La semana pasada, el laboratorio Pfizer junto con la compañía alemana BioNtech informaron que su vacuna contra el coronavirus tiene hasta un 90 por ciento de efectividad. Hoy, la firma de biotecnología Moderna también ha sorprendido al mundo con una excelente noticia: su candidata tiene un 94,5 por ciento de efectividad para prevenir la enfermedad. Ambas vacunas fueron desarrolladas a partir de ARN mensajero.

Los resultados presentados hasta ahora son preliminares, y los ensayos de fase 3 de ambas candidatas siguen en proceso. Sin embargo, constituyen un gran paso en el contexto de una pandemia que ha causado estragos a las economías y sistemas de sanitarios de todo el mundo.

Pero este anuncio no solo asoma la posibilidad de reducir la tasa de contagios y permitirnos volver a la normalidad. También nos demuestra el potencial que tiene el ARN mensajero como método base para el diseño de vacunas efectivas para otras enfermedades. Esta oportunidad la aprovecharemos para hablar sobre ello.

¿Cómo funcionan las vacunas en general?

Para comprender el funcionamiento de las vacunas, primero es necesario comprender cómo ocurren las infecciones en nuestro organismo y cómo reaccionan nuestras defensas. Cuando un virus invade nuestro cuerpo, este se toma algunas semanas para desarrollar anticuerpos y otros mecanismos que le permitan defenderse de él en una próxima exposición.

Las vacunas funcionan de una manera similar. A través de la inyección del patógeno inactivado, un fragmento de él, o el envío de ARN mensajero, le dan al cuerpo la posibilidad de generar dichas defensas, pero sin desarrollar la enfermedad.

La forma tradicional de desarrollar vacunas es inyectarle a un paciente el virus inactivado. Suena como algo bastante tenebroso considerando que es precisamente el agente que podría causarnos la enfermedad, y de hecho lo es. Además, el diseño de vacunas bajo este proceso es lento y puede tomar décadas dependiendo del mercado y el financiamiento.

Es por ello que muchos laboratorios han decidido optar por tecnologías diferentes, que proporcionen mayor seguridad y acorten el tiempo de desarrollo. Entre ellas, las vacunas a partir de proteínas o que usan virus inofensivos para los humanos, y por supuesto, el popular de ARN mensajero.

¿Qué es el ARN mensajero y cómo aplica en las vacunas?

El ARN (ácido ribonucleico) es el intermediario entre el ADN y la maquinaria celular; el primero, tiene la información genética, mientras que la segunda, se encarga de seguir dichas órdenes y sintetizar las proteínas.

En pocas palabras, el ARN mensajero, como indica su nombre, lleva el mensaje del ADN con las instrucciones que deberá seguir la maquinaria celular.

Las vacunas tradicionales inyectan un antígeno para generar una respuesta inmune en nuestro cuerpo, de manera similar a una infección. Pero las vacunas diseñadas a partir de ARN mensajero introducen una secuencia de ARN con instrucciones para producir dicha respuesta.

¿Qué ventajas ofrece la tecnología de arn mensajero?

Usar el ARN mensajero en el desarrollo de vacunas ofrece la gran ventaja de acelerar el proceso a nivel de laboratorio. Además, elimina el riesgo de la inmunidad preexistente, que en los métodos tradicionales, limita la efectividad de las vacunas.

Además, su dinámica es más rápida y directa que con otras tecnologías. Se salta los protocolos de inserción de material genético y tiene un alcance más amplio, donde el 95 por ciento de las células que se enfrentan al ARN lo captan. De este modo, pueden empezar a elaborar las proteínas que trabajarán en las defensas, haciendo este método muy eficiente.

Como indica la agencia Business Insider, no es coincidencia que las vacuna de Pfizer y Moderna, ambas con ARN mensajero, arrojaran tan buenos resultados. En primer lugar, la noticia constituye evidencia confiable de que los investigadores han estado persiguiendo el objetivo correcto: la proteína pico del SARS-CoV-2.

También llama la atención que la última arrojara incluso mejores resultados y ofrezca otras ventajas, como menos requerimientos de bajas temperaturas, lo que favorecería su distribución.

Este hecho no implica necesariamente que las otras vacunas contra el coronavirus en desarrollo también lo tendrán. Sin embargo, demuestra el potencial de la tecnología de ARN mensajero para este tipo de proyectos, sobre todo considerando los otros proyectos de Moderna. Entre ellos, vacunas contra el Zika, la influenza, el citomegalovirus (CMV) y el virus sincitial respiratorio (RSV).

Referencias:

Moderna’s coronavirus vaccine is effective at preventing COVID-19, joining Pfizer’s shot. Here’s what you need to know. https://www.businessinsider.com/what-to-know-about-modernas-effective-coronavirus-vaccine-2020-11

Las vacunas de ARN mensajero pueden constituir la piedra angular de la nueva vacunología (I). https://www.vacunas.org/las-vacunas-de-arn-mensajero-pueden-constituir-la-piedra-angular-de-la-nueva-vacunologia-i/