Representación del rover Perseverance de la NASA sobre superficie de Marte.
Crédito: NASA.

La exploración espacial es un tópico que, al igual que lo hizo décadas atrás, comienza a cobrar un gran protagonismo en el interés público. Con ella, llega la promesa de nuevos mundos de conocimiento que, de otro modo, la especie humana simplemente no podría tener. Como una muestra de los avances que se han hecho en esta dirección, la NASA ha anunciado lo cerca que se encuentra su nuevo rover de pisar Marte.

A través de una nota en su portal oficial, la NASA dio a conocer este martes que su rover, al que se decidió nombrar Perseverance, estaba a exactamente a 8.640.000 de segundos (es decir, 100 días) de poder aterrizar finalmente en suelo marciano.

Quedan menos de 100 días para que el rover Perseverance aterrice en Marte

Perseverance dejó la atmosfera terrestre el 30 de julio de este 2020. Luego de su despegue desde la Estación Espacial de Cabo Cañaveral, en Florida, la el rover emprendió un viaje de casi un año en dirección a Marte. Ahora, está entrando en la recta final para conseguir uno de los puntos cumbres de la misión: un aterrizaje exitoso.

Específicamente, se tiene planteado que el vehículo explorador aterrice el 18 de febrero del 2021. Como punto de aterrizaje determinado se ha seleccionado el cráter Jezero.

Si todo sale como lo planeado entonces la NASA podría encontrarse a menos de 100 días de hacer llegar al sucesor de Curiosity al suelo marciano. En específico, para este vieres 13 de noviembre, la cuenta de días faltantes para que el rover de la NASA pise Marte ha bajado a 97.

¿Qué hará Perseverance una vez llegue allí?

La meta principal del rover Perseverance es buscar señales de antigua vida en Marte. Específicamente, el equipo de exploración tendrá el deber de analizar muestras del suelo del planeta rojo y determinar si hay rastros de antigua presencia bacteriana –lo que sería un claro indicador de la presencia de vida, aunque sea en sus formas más simples–.

Se seleccionó para esto el cráter Jezero justamente porque se cree que en este, miles de millones de años atrás, se asentó un lago y el delta de un río marciano. Perseverance tendrá la misión de explorar justamente este cráter de 45 kilómetros de diámetro para ubicar rastros de la vida que pudo haber en sus aguas.

En total, se espera que la misión dure por lo menos un año marciano. En pocas palabras, serían casi dos años terrícolas o, específicamente, 687 días nuestros.

Los preparativos de la NASA continúan

A medida que el tiempo corre, el equipo de la NASA detrás de la misión del rover Perseverance se dedica con más fuerza a la preparación de cada detalle. Este lunes, por ejemplo, hicieron las pruebas necesarias para determinar que el sistema de aterrizaje del vehículo explorador se encontraba en perfectas condiciones.

Igualmente, hasta el jueves, la NASA continuó realizando pruebas a todos los equipos científicos de alta tecnología con los que Perseverance partió a mediados de este año.

Entre ellos, uno que ha causado particular revuelo es el Lander Vision System, un pequeño helicóptero que viaja adherido al pecho del rover. Una vez en la superficie, el equipo nombrado Ingenuity debería desprenderse y realizar un vuelo de reconocimiento por el área del cráter. Si todo sale bien, esta sería la primera vez en la que se completa un vuelo de reconocimiento en una superficie que no sea terrestre.