Aplicaciones de social media, entre ellas Twitter, LinkedIn, Pinterest, entre otras

Twitter dice que las actualizaciones realizadas a sus políticas dieron frutos y que los resultados son gratificantes, ya que las mismas lograron frenar cadenas de desinformación dentro de la plataforma social.

Semanas antes de llevarse a cabo las elecciones presidenciales de Estados Unidos 2020. Twitter se comprometió a proporcionar información confiable a sus usuarios para que se mantuvieran informados sobre el proceso. Para cumplir con ello, realizó una serie de actualizaciones en sus políticas.

Una de ellas fue frenar retweets, con la intención de obligar a las personas a detenerse un momento a analizar el contenido que intentaban compartir. Para asegurarse de ello, les pedía agregar un comentario adicional en la publicación. Aunque esta medida ralentizaba el tiempo de propagación de la información, lo hizo para evitar que los usuarios cayeran en cadenas de desinformación.

Otro cambio notable está relacionado con etiquetar tweets como engañosos. Todo aquel contenido con falta de basamento, Twitter lo etiqueta como posible engaño. Incluso, una publicación de Donald Trump fue tacha como tal, quien se decretaba inmune al COVID-19.

Aunado a ello, Twitter realizó otros cambios en sus políticas que velaban por la seguridad de sus usuarios. Alejándolos de grupos de odio y cadenas de desinformación. Algunas de estas medidas recibieron fuertes críticas, tanto positivas como negativas.

Estadísticas de los cambios implantados por Twitter sobre elecciones de EE.UU. 2020

En el blog de Twitter se señala que “aproximadamente 300 mil tweets han sido etiquetados bajo la Política de Integridad cívica por contenido que fue disputado y potencialmente engañoso”. Esta cantidad representa menos del 0,5 % de las publicaciones hechas en relación a las elecciones de EE.UU. 2020.

Del mismo, agrega que “456 de esos tweets también estaban cubiertos por un mensaje de advertencia” y que se limitaban a pedir citas, es decir, que no se podían “retwittear, responder o dar me gusta”.

La red social añade que un 74% de los usuarios que lograron ver este contenido, lo hicieron después de haberles aplicado “una etiqueta o un mensaje de advertencia”.  De igual forma, lograron una disminución de 29% en los retweets de publicaciones con notificaciones de advertencia.

Twitter cierra su publicación en el blog diciendo que seguirán trabajando para resguardar la “integridad de la conversación electoral” dentro de su plataforma. Al mismo tiempo que agrega que continuarán “cuestionando, investigando y cambiando” comportamientos que “afecten negativamente la salud de la conversación pública”.