Icono de WiFi superpuesto sobre una imagen de una persona sosteniendo un teléfono inteligente

La pérdida de conexión WiFi puede ser provocada por muchas razones. En nuestros hogares, esta se puede ver influenciada por una serie de obstáculos. Entre ellos, paredes, puertas, muebles, así como la distancia a la que nos encontramos del router. Sin embargo, podemos tener en casa dispositivos domésticos que afectan el funcionamiento del mismo y no lo sabemos. Se trata de los microondas.

El microondas trabaja a una frecuencia de 2.4 Ghz, una banda acorde para este tipo de aparatos que no necesita mucha potencia para transmitir, después de todo su objetivo es calentar alimentos. Jessie Carabajal ha publicado un video donde pone a prueba esta premisa.

Para ello utiliza un equipo de medición electrónica “llamado Ekahau Sidekick conectado a su portátil” para probar que ocurre con el WiFi una vez se enciende el microondas.

Al encender el microondas la conexión WiFi puede pasar de 50 Mbps a 0 Mbps

En el video se observa como las transmisiones inalámbricas del WiFi cambian después de haber encendido el dispositivo doméstico, específicamente en la frecuencia 2.4 Ghz. La conexión puede pasar de 50 Mbps a 0 Mbps en cuestión de segundos.

¿A qué se debe esto? Al choque de frecuencia, pues ambos aparatos trabajan a 2.4GHz. En efecto, la pérdida de conexión WiFi se traduce en una menor velocidad para conectar datos, es decir, en una pésima calidad para navegar en la web.

Entonces, mientras ambos dispositivos trabajen de forma simultánea ¿no tendremos conexión WiFi? No necesariamente, si mantenemos alejados el router del microondas nuestra conexión seguirá siendo estable o en tal caso no se perderá completamente. Es decir, que el uso del aparato doméstico influye sobre el otro, siempre y cuando estén relativamente cerca.

Otra opción para evitar este tipo de interferencia es usar WiFi a 5 Ghz, ya que ofrece más canales de banda y no choca con dispositivos como microondas o BlueTooth.

Con esta información te hemos dejado saber una razón más que puede afectar tu conexión a internet y como puedes contrarrestarla.