Avispa asesina emergenciendo de una de las celdas del nido.
Crédito: Departamento Estatal de Agricultura de Washington.

Han llegado al mundo otra vez novedades sobre las avispas gigantes asiáticas cuya dispersión Estados Unidos intenta controlar a toda costa. Nuevamente, los datos provienen de la colonia de estos avispones que se ubicó en octubre. Desde su ubicación y desmantelamiento, los entomólogos se dedicaron a examinar a sus habitantes. Fue justo en este punto que se hizo un nuevo e impactante descubrimiento: el “pequeño” nido daba hogar a más de 200 ‘avispas asesinas’ reinas.

El Departamento Estatal de Agricultura de Washington (WSDA, según sus siglas en inglés) dio a conocer esta información a través de una publicación en su página oficial. Desde entonces, el mundo, y especialmente la sociedad estadounidense, se preocupa por las implicaciones que tal descubrimiento podría tener.

Lo que se encontró en el nido

Una vez los investigadores pudieron aspirar a los avispones gigantes, también conocidos como avispas asesinas, el equipo del WSDA se dedicó a abrir el tronco del árbol en el que se encontró la colmena. En lo que lo hicieron, pudieron tomar un verdadero inventario de lo que había dentro de este y de la cantidad de insectos extranjeros que hacían vida en él.

Par de manos con pinzas remueven una a una avispas asesinas reinas del fondo de su nido.
Crédito: Departamento Estatal de Agricultura de Washington.

Al medir el nido, determinaron que este tenía un total de 35 centímetros de largo y 23 de ancho. Aunque pueda sonar relativamente pequeño, dentro de sus 6 panales (niveles de la colonia) y 776 células (cada uno de los espacios individuales donde puede estar una avispa) en tan solo unos meses proliferaron más de 500 ejemplares de avispas asesinas.

De estos, 6 eran huevos sin eclosionar; 190 eran larvas y 112 eran obreros. Asimismo, se contabilizaron 9 zánganos. De resto, el nido estaba lleno de avispas asesinas reinas totalmente conformadas o en proceso de desarrollo. Esto implica que casi la mitad de la colonia estaba conformada por individuos capaces de reproducirse masivamente y crear nuevas colonias.

Casi 200 ‘avispas asesinas’ reinas eliminadas en el nido

El entomólogo del WSDA, Sven-Erik Spichiger, llegó a decir a los medios que “llegamos justo a tiempo”. Con esto, hizo referencia a las 76 reinas adultas y las otras 108 pupas (avispas en desarrollo, que ya superaron la etapa larval) que los investigadores calificaron como otras posibles futuras reinas.

Según la investigación, de las más de 70 avispas asesinas en el nido, solo una parecía estar activa, mientras el resto eran ‘reinas vírgenes’. En otras palabras, todas estás aún no se había apareado, por lo que no había salido al exterior a buscar dónde establecer su propia colonia. Igualmente, las 108 pupas, de no haber sido encontradas, se podrían haber convertido en más reinas vírgenes listas para esparcirse por el territorio.

Estados Unidos se mantiene alerta

Incluso después de haber eliminado todo el nido, los Estados Unidos se mantienen activos en su búsqueda de nuevas posibles colonias. Todo debido a la gran amenaza que las avispas asesinas representan para las abejas melíferas nativas de la zona y las consecuencias negativas que eso puede tener en la agricultura del país.

Aún no se sabe cómo dichas criaturas llegaron a EE.UU. en primer lugar. Pero, ahora que están allí, lo único que queda claro es que tanto el WSDA como el resto del territorio estadounidense trabajarán con todas sus fuerzas para no permitir que se queden. La estabilidad biológica de su ambiente y la alimenticia de su país podrían depender de ello.