Hombre tomando nueces de un frasco para comer.

Comer frutos secos, y específicamente, nueces, puede mejorar la calidad del esperma, y por consiguiente, favorecer la fertilidad masculina. Esta fue la conclusión a la que llegó un equipo de investigadores que examinó por primera vez el efecto de su consumo a corto y mediano plazo sobre los patrones de metilación del ADN de los espermatozoides.

Metilación del ADN de espermatozoides y calidad del semen

Existen una variedad de factores que influyen en la calidad del esperma masculino, como las condiciones del entorno y el estilo de vida. Pero la dieta en particular es uno de los factores más significativos, según los estudios realizados en los últimos años, por lo que suele ser el punto de enfoque en tratamientos de fertilidad.

Ciertas investigaciones han informado una fuerte relación entre la alteración de las firmas de metilación del ADN del esperma y la calidad del semen. Sin embargo, ninguna de ellas se había enfocado en evaluar el efecto de un cambio en la alimentación sobre dichos patrones, lo cual motivó a los investigadores a iniciar este trabajo.

Efecto de la dieta sobre la calidad del esperma

Envase con nueces sin cáscara en su interior, y nueces completas sobre la mesa.
Las nueces son un ingrediente de gran valor nutricional y muy recomendado en dietas saludables.

Entonces se propusieron evaluar el efecto de un consumo a corto y mediano plazo de una mezcla de nueces de árbol que incluyó almendras, avellanas y nueces, sobre la metilación de espermatozoides.

Para ello, escogieron a 72 pacientes jóvenes, sanos y no fumadores, que informaron alimentarse según la dieta del estilo occidental. Estos participaban en un ensayo paralelo controlado aleatorio denominado FERTINUTS que se realizó entre diciembre de 2015 y 2017.

Durante 14 semanas, 48 de los voluntarios consumieron 60 gramos de los frutos secos mencionados por día; mientras que los 24 restantes siguieron su dieta occidental habitual, sin consumir nueces, constituyendo un grupo de control.

Esperma de mejor calidad tras 14 semanas consumiendo nueces

Hombre musculoso sosteniendo nueces que podría comer para mejorar la calidad de su esperma.
Los hombres que sigan una dieta occidental y deseen mejorar su fertilidad, podrían empezar a comer un puñado de nueces cada día.

Los investigadores no observaron cambios significativos en la metilación del esperma de ambos grupos de varones. Sin embargo, identificaron 36 regiones genómicas metiladas de forma diferente entre la línea base en los que consumieron los frutos secos. Al final del ensayo, 97.2 por ciento de las regiones mostraron una hipermetilación que no se observó en el grupo de control durante dicho período.

El estudio también incluyó un cálculo de edad de la línea germinal para determinar si las nueces afectaban la calidad del esperma en términos de edad. Sin embargo, no encontraron evidencia de alteraciones en la edad epigenética de las células.

“Agregar nueces a una dieta regular de estilo occidental afecta sutilmente la metilación del ADN de los espermatozoides en regiones específicas, lo que demuestra que hay algunas regiones del epigenoma de los espermatozoides que podrían responder a la dieta”.

En pocas palabras, la inclusión de frutos secos, incluidas las nueces, durante solo 14 semanas mejoró de manera significativa el recuento, la viabilidad, la motilidad y la morfología de los espermatozoides.

Los investigadores dicen que estos hallazgos constituyen la primera evidencia de que comer nueces puede alterar la metilación del ADN de los espermatozoides en regiones específicas. Pero aún así recomiendan indagar más en el tema involucrando a poblaciones más variadas.

Referencia:

Sperm DNA methylation changes after short‐term nut supplementation in healthy men consuming a Western‐style diet. https://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/andr.12911