Una Mac con chip M1 entreabierta

En el reciente evento de Apple titulado “One More Thing”, la compañía de Cupertino nos presentó tres modelos de portátiles Mac, todas con el nuevo procesador de silicio M1.

Sin embargo, hay detalles que desconocemos sobre estos nuevos ordenadores que podrían cambiar nuestra percepción de la nueva línea de portátiles lanzada por la compañía. ¿Cuáles?

La MacBook Air de entrada pierde un núcleo

Como ya mencionamos, Apple lanzó dos modelos de MacBook, una Air y una Pro. Ambos con chip M1, por ende incluyen un CPU de 8 núcleos, una GPU de 8 nucleos y un motor neuronal de 16 núcleos.

El detalle acá es que la MAcBook Air de entrada valorada en 999 dólares pierde un núcleo. Esta particularidad podría afectar el funcionamiento del sistema en sí, aunque no sabemos en qué medida. Para ello debemos esperar a que se realicen las pruebas respectivas, una vez salgan al mercado.

Antes de la presentación del chip M1, se especulaba que las nuevas Mac se desacedarían de los ruidosos ventiladores presentes en los modelos con Intel. Sin embargo, esto no es del todo cierto, ya que la MacBook Pro “tiene un ventilador de enfriamiento, mientras que el Air se enfría de forma pasiva”. El rendimiento de este último se podría ver comprometido cuando se someta al equipo a largas jornadas de trabajo que involucre el uso del CPU o GPU.

Otra particularidad es que Apple no se ha desprendido completamente de Intel. La empresa de la manzana continúa vendiendo portátiles basadas en la vieja arquitectura x86, entre ellas, la MacBook Pro y la Mac Mini.

Hay muchos de estos equipos en el mercado, sin embargo Apple ya no los tiene en su tienda en línea, “por lo que la única forma de obtenerlos ahora es a través de minoristas externos o de segunda mano”.

Una RAM limitada

Los tres modelos de Mac presentados en el “One More Thing”, limitan su funcionamiento a 8 o 16 GB de memoria RAM, esta viene incrustada en la placa del procesador. Una característica que bien puede causar preocupación entre los usuarios.

¿Afectará esta característica el funcionamiento del equipo? Es una pregunta que aún no podemos responder. No obstante, tal parece que la inclusión del chip M1 promete compensar esa limitante, pues, ofrece mayor rendimiento y menor consumo de recursos. Por ahora estas son simples palabras, las pruebas respectivas darán el veredicto final y nos permitirán apoyar u objetar el planteamiento de Apple.

Admisión de pantallas 6k

La admisión de pantallas externas 6k representa algo nuevo para el modelo Pro de 13 pulgadas y la Mac Mini. Sin embargo, en comparación con la generación anterior basada en Intel, estas se limitan a una o dos pantallas dependiendo del modelo.

En el caso del diseño Pro de 13 pulgadas fundamentado en Intel, este admite “una pantalla 6K externa o hasta dos pantallas 4K externas”, y la Mac Mini de la misma arquitectura acepta hasta tres pantallas. Ambos modelos admiten una pantalla más que las nuevas portátiles con M1.

Otro detalle es que las nuevas portátiles vienen sin cambios en la cámara, es decir que mantienen la resolución de la generación anterior, 720 p. Aunque con la incorporación del chip M1 se podría reflejar un mayor rendimiento durante una videollamada, sigue siendo muy poco.

Ahora, que has conocido un poco más sobre las MacBook y la Mac Mini con chip M1 lanzadas recientemente por Apple, ¿qué opinas? ¿Estás dispuesto a preordenar la tuya o esperas a que se practiquen las pruebas respectivas?