Tres soldados caminando, uno detrás de otro

Si bien se sabe, la inteligencia artificial avanza a pasos agigantados. Cada día son más los casos que se dan conocer donde la IA es la protagonista. Desde su uso en la medicina hasta en actividades como el periodismo.

Es tal su potencial que en un futuro cercano podría implementarse en actividades militares. Así lo ha dejado saber Nick Carter, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas británicas a Sky News.

Incluso, Carter prevé la implementación de la inteligencia artificial en las fuerzas armadas para la década del 2030. Agrega que soldados autónomos podrían llegan a cubrir un 25% de la tropa británica. “Sospecho que podríamos tener un ejército de 120.000, de los cuales 30.000 podrían ser robots, quién sabe”, fueron las palabras del general.

Drones y vehículos impulsados ​​por inteligencia artificial

Carter ha dicho que están buscando alternativas que minimicen la “tensión mental de los operadores y mejoren el rendimiento”. Siempre que las actividades realizadas por estos sean controladas por seres humanos, es decir, que la IA de las máquinas no tengan capacidad de decisión al 100%.

Con base en esta idea, el Ministerio de Defensa del Reino Unido se ha visto interesado en drones y vehículos impulsados por IA.

En el caso de los drones, estos representan una buena opción, porque les permitiría a los operadores estar resguardados, mientras operan en áreas delicadas y difíciles de controlar. De igual modo, señalan a los automóviles como una buena opción para actividades de convoyes.

El uso de la IA en prácticas militares siempre ha sido preocupante, pues, se desconoce su propósito y el impacto que pueda tener en nuestras vidas.

Para muchos, su empleo en artes militares es igual a caos, muertes, rivalidad por superioridad entre países, entre otras actividades que podrían afectar nuestra humanidad.

Incluso, el Departamento de Defensa de EE. UU ha publicado un informe señalando que la “tecnología debe usarse de manera legal y ética”. Sin embargo, este documento parece no ser impedimento para los otros países, pues, Carter ha señalado que el futuro del ejército reside en la modernización y en el uso de la inteligencia artificial para poder cumplir con sus propósitos