dos mascarillas colgando

La pandemia de COVID-19 ha hecho imprescindible el uso de protección facial casi en todo momento, pero muchos olvidan que es necesario limpiarlas tanto como nuestras manos. En vista de ello, un científico ha desarrollado un dispositivo compacto y práctico que permite desinfectar las mascarillas y otros objetos con solo colgarlos.

La importancia del mantenimiento de las mascarillas

Las mascarillas son el último grito de la moda desde principios de este año, y todo indica que seguirán siendo tendencia por un buen tiempo mientras aprueban la vacuna. Las hay de todo tipo, y aunque existen opciones desechables, muchas personas han optado por las de tela, que son reusables.

Esta opción es bastante práctica, económica e igual nos brinda protección contra el coronavirus y la contaminación en nuestro entorno. Sin embargo, al igual que nuestras manos y nuestra ropa, requieren un mantenimiento después de usarlas.

Y es que después de cada uso, las bacterias, e incluso las mismas gotitas que emanan de nuestro sistema respiratorio, se acumulan tanto en el interior como en el exterior. Sin limpieza, a la larga, aunque estemos protegidos contra COVID-19, nos estaríamos exponiendo a otras enfermedades.

El gran problema es que la limpieza no siempre es práctica cuando hablamos de mascarilla reutilizables. En el caso de las de tela, por ejemplo, debemos lavarlas con detergente y dejarlas secando si no tenemos secadora a la mano, y sabemos que esto puede tomar tiempo.

La situación se vuelve más tediosa y peligrosa para los que trabajan en entornos médicos, donde el lavado definitivamente no es una opción ya que requiere tiempo. Por otro lado, los aerosoles desinfectantes pueden irritar la piel y dañas las fibras de la mascarilla, reduciendo su eficacia como barrera contra el coronavirus.

Dispositivo de luz ultravioleta para desinfectar mascarillas

E. coli en cápsulas de petri antes y después de utilizar el dispositivo para desinfectar mascarillas.
Grant logró eliminar la E. coli en menos de un minuto usando su dispositivo de luz ultravioleta. Foto: Alex Dolce, Florida Atlantic University.

Consciente de estas y otras dificultades, Patrick Grant, un científico de la Facultad de Medicina Schmidt de la Florida Atlantic University, ha idea una solución innovadora. Un dispositivo compacto y portátil que permite desinfectar mascarillas y otros artículos en prácticamente cualquier lugar.

El diseño es similar a una cámara cerrada constituida por un recipiente de plástico con asa y un compartimento de acero inoxidable. Tiene una rejilla para colgar la mascarilla y una fuente de luz ultravioleta C (UV-C), que como indicamos en una nota previa, es empleada en entornos médicos y científicos para esterilización.

Eficaz contra una amplia variedad de patógenos

El dispositivo puede desinfectar las mascarillas matando bacterias, levaduras, esporas de moho y virus, lo cual supone una eliminación de riesgos significativa. Y también fue diseñado para quienes teman por los riesgos de la UV-C. Para evitar que esta dañe la piel y los ojos del usuario, la fuente de luz se ubicó dentro del espacio de la carcasa.

El dispositivo se ha probado en varios microorganismos, incluida la Escherichia coli, una bacteria altamente contagiosa y perjudicial para los humanos. Las pruebas revelaron que pudo eliminarla en su totalidad en aproximadamente un minuto.

El investigador dice que, una vez se perfeccione el diseño, su dispositivo permitirá no solo desinfectar mascarillas, sino también otros objetos, como llaves y teléfonos inteligentes.

Pero la versatilidad se ha quedado corta como beneficio de este diseño. Grant anticipa que el costo de este pequeño equipo será de menos de $ 100, y además ayudará a reducir gastos en mascarillas y productos de desinfección durante la pandemia.

Referencia:

What’s that growing on your face mask? https://medicalxpress.com/news/2020-11-mask.html