Una trabajadora de Pegatron sostiene un smartphone y observa su estructura interna

Apple suspende temporalmente relaciones laborales con el fabricante de productos electrónicos, Pegatron Corporation. Esta decisión se debe a que la empresa taiwanesa clasificó erróneamente a estudiantes para que laboraran en horarios no autorizados.

La empresa de Cupertino ha decido congelar los pedidos a Pegatron hasta no se solvente esta situación. Pues, el fabricante estaría violando el Código de Conducta para Proveedores de Apple, al clasificar estudiantes como trabajadores.

Asimismo, agregó que el fabricante chino falsificó papeles de los estudiantes para ocultar la infracción al código de Apple. No solo permitiendo que los estudiantes trabajaran horas extras, sino que las actividades realizadas no correspondían con sus especialidades de estudio. Al respecto, la compañía de Cupertino ha expresado lo siguiente:

“Tenemos un riguroso proceso de revisión y aprobación para cualquier programa de estudiantes trabajadores, que asegura que su trabajo esté relacionado con su especialidad y prohíbe las horas extras o los turnos nocturnos”.

Por su parte, Pegatron ha despedido a la persona responsable de gestionar el programa de estudiantes. La empresa ha manifestado estar haciendo los arreglos necesarios para que los chicos “regresen a sus hogares o escuelas con la compensación adecuada junto con todo el apoyo y cuidados necesarios”.

No es la primera vez que Pegatron abusa de sus empleados

De acuerdo a un artículo publicado por BBC, esta no es la primera vez que el fabricante taiwanés se ve envuelta en líos por abusar de sus trabajadores. En el 2014, se descubrió que la empresa retenía las tarjetas de identificación de sus empleados para que no pudieran conseguir empleo en otro sitio.

Incluso, que los estándares de vivienda que ofrecía a sus trabajadores eran deficientes. Además de un equipo de seguridad no apto para la línea de producción a la que eran asignados, por ende, se ponía en peligro la vida de los empleados.

En esta oportunidad, Apple no encontró evidencias de trabajo forzado realizado por los estudiantes. Sin embargo, hasta no se tomen medidas preventivas no restituirá las relaciones con la compañía de Taiwán.

Recientemente comentamos que Apple se había quedado sin componentes para el iPhone 12. Así que, de no restablecer relaciones con Pegatron, otros fabricantes podrían tener una oportunidad de oro para construir los modelos insignia de la compañía de Cupertino.