iPhone 12

A pocos de días de haberse lanzado al mercado el iPhone 12 Pro, Apple se queda sin componentes para este dispositivo. ¿Cómo es posible?, al parecer la empresa se subestimó a sí misma, y al poder de alcance de su nuevo modelo de smartphone.

El iPhone 12 Pro se convirtió en un teléfono muy demandado, hasta el punto de que la empresa ha retrasado el despacho de los mismos, mientras busca opciones que le permitan suplir sus componentes.

Incluso, Apple está llenando el vacío en las tiendas con dispositivos más antiguos. Entre ellos se cuentan el iPhone 11, iPhone SE y el iPhone XR, de los cuales la empresa ha mandado a fabricar 20 millones de unidades. Al respecto, Nikkei Asia ha señalado que:

“La demanda de iPhone 12 Pro ha sido mucho más fuerte de lo que anticipó Apple. Para empeorar las cosas, la empresa se ha visto afectada por las limitaciones de suministro de algunos componentes, como los chips de potencia y los componentes LiDAR utilizados para las funciones de imágenes de detección de profundidad”.

Apple usa componentes de iPads en iPhone 12 Pro

La magnitud del problema es preocupante, hasta el punto de que la empresa de Cupertino está usando componentes destinados a la fabricación de iPads para fabricar los iPhone 12 Pro. Será qué, ¿este cruce de piezas tendrá alguna repercusión en el rendimiento del equipo?

Mientras esto sucede, Apple ha optado por llenar los estantes con modelos más antiguos. Con el  propósito de tener algo que ofrecer a su clientela en la etapa decembrina que se avecina. Período donde la demanda de teléfonos aumenta aún más, por el tema navidad y año nuevo.

Tras este nuevo inconveniente son muchas las preguntas que surgen. ¿Podrá Apple cubrir la demanda de iPhone Pro 12 este año? De no poder conseguir las piezas a tiempo, ¿cuánto tiempo deberán esperar sus usuarios?

A raíz de esta noticia y a pocos días de salir al mercado el otro modelo profesional de la serie 12 se crea un ambiente de incertidumbre. Pues, es posible que la demanda de dispositivos supere las expectativas de Apple. Muy probablemente se quede sin piezas. La diferencia acá es que no hay modelos similares que suplan los componentes de estos. ¿Cómo responderá la empresa de Cupertino ante situación?