atmósfera turbia de un mundo con lava en su superficie

Los astrónomos descubrieron un exoplaneta cubierto por lava y que según los últimos estudios, podría tener una atmósfera de roca vaporizada. El extraño mundo fue identificado en 2017 y nombrado K2-141b, pero no fue sino hasta ahora que obtuvieron suficientes detalles para comprender cómo es.

Una atmósfera intrigante

El exoplaneta de lava es aproximadamente la mitad de grande que la Tierra. Su estrella también es más pequeña que nuestro sol, pero orbita tan cerca de ella que da varias vueltas a su alrededor durante un día terrestre. Es decir, su superficie está siempre expuesta a la radiación de su estrella.

Con lo dicho hasta ahora, seguro muchos se han hecho la idea de un mundo infernal, cubierto de lava y vapor, y quizás no estén errados. Los científicos dicen que esta iluminación permanente no solo hace que su superficie contenga lava, sino que hace que parte de su roca se evapore en la atmósfera.

Los científicos tenían interés en determinar qué tipo de atmósfera podría tener un mundo tan caliente, y este exoplaneta de lava parece un candidato ideal para el próximo telescopio espacial de la NASA. Con planes de lanzamiento para finales del próximo año, esperan que este pueda analizar los componentes de las atmósferas planetarias distantes.

Roca vaporizada en la atmósfera del exoplaneta precipita sobre el magma en su superficie

Estudios previos que la densidad de K2-141b es similar a la de la Tierra; partiendo de ello, suponen que su corteza se puede modelar como sílice pura. Sus cálculos confirmaron que factores como el calor y la luz constantes podrían estar detrás de un océano de magma de decenas de millas o kilómetros de profundidad.

Luego, usando dichas estimaciones y los tres ingredientes principales que suelen tener las cortezas de los planetas rocosos, modelaron cómo se vería su atmósfera. Los resultados sugirieron que hay ciertas regiones más frías que otras.

Los científicos dicen que, en los bordes de la atmósfera bajan las temperaturas, lo que hace que la roca vaporizada se enfríe lo suficiente como para dar lugar a precipitaciones. Si la atmósfera contiene más sílice o monóxido de silicio, esa precipitación se dirigirá al océano de magma. Pero si en esta predomina el sodio, entonces el planeta tendría cúmulos sodio sólido similares a los glaciares de la Tierra.

Hasta ahora, pocos planetas tienen una composición y dinámica similar a la de la Tierra, pero aún así resulta indispensable estudiarlos. Recordemos que nuestro hogar inició como un mundo fundido también, que luego terminó enfriándose y solidificándose.

Así que, en pocas palabras, estudiar los planetas de lava pueden ayudarnos a comprender esta etapa de la evolución planetaria. Y cómo no, alimentan la expectativas de que en el futuro puedan ser similares al nuestro.

Referencia:

Supersonic winds, rocky rains forecasted on lava planet. https://www.mcgill.ca/newsroom/channels/news/supersonic-winds-rocky-rains-forecasted-lava-planet-325719