Toma de Titanic Wreck

El inolvidable Titanic, el transatlántico británico construido entre 1909 y 1912 se hundió durante la noche del 14 y la madrugada del 15 abril de 1912, en pleno viaje inaugural. Se convirtió en una de las mayores catástrofes de la historia.

Después de que los restos del navío fueron hallados en 1985, se ha convertido en un lugar visitados por muchos. Incluso, recientemente se ha dado a conocer que la empresa OceanGate Expeditions descenderá nuevamente al lugar e incluirá a grupo selecto de personas para que se adentren es esta aventura.

Rush, presidente de OceanGate Expeditions ha dicho que “tres docenas de personas” ya reservaron su cupo para sumergirse en las profundidades del mar y observar de cerca las ruinas del Titanic.

OceanGate Expeditions realizará seis expediciones al Titanic en 2021

En total son seis expediciones y se llevarán a cabo entre mayo y julio del 2021, con un espacio limitado en cada viaje, específicamente tres personas adicionales en cada inmersión.

Un viaje que tomará de 6 a 8 horas, desde la superficie hasta al sitio donde se halla el Titanic, y por el cual “especialistas en misiones” pagarán 125.000 dólares.

Rush dice que el propósito de la expedición es realizar una investigación a fondo de lo que queda del barco, “catalogar algunos de los 300 tipos de criaturas que ahora llaman hogar al Titanic y usar escáneres láser y sonar para crear un modelo 3D detallado de lo que queda del barco y los escombros que lo rodean”. Aunque de cada inmersión sacará una fuerte suma de dinero, después de todo cobrará más de 100 mil dólares.

Los invitados podrán conducir el submarino

Las tres personas que acompañen al científico investigador y al piloto podrán observar las vistas de las cámaras en las tabletas, apoyar en las operaciones con el sonar y el escáner láser. Además de conducir el submarino, “que funciona con un dispositivo adaptado de los controles de Sony PlayStation”.

Rush indicó que tendrá ocho días en el barco para mostrar al mundo todas las “cosas maravillosas que están ahí para ver”. Confía en poder demostrar que se puede obtener ganancias y hacer el bien al mismo tiempo, y pretende llevar esta idea a muchas personas, “es posible que pueda mover la aguja desde una perspectiva política y financiera” agregó.

Esta próxima expedición a realizar por Rush representa el tercer intento de la compañía por llegar al Titanic. En el 2018, su submarino fue alcanzado por un rayo y destruyó el sistema eléctrico. Un año más tarde, en el 2019 quiso volver a viajar, pero esta vez la expedición fue cancelada por presentar inconvenientes “con el proveedor de la nave nodriza”. ¿Será que esta vez sí tiene éxito?