manos y pies femeninos con uñas

Seguro lo habrás notado en algún momento de tu vida: te cortas las uñas de las manos y los pies el mismo día, pero después de un tiempo no todas han crecido igual. Aunque parezca algo trivial, en realidad puede ser molesto, porque muchas veces implicará dividir los rituales de cuidado personal y tener más cosas pendientes.

Pero bien, el tema aquí no es la organización, sino qué hay detrás de esto. ¿Por qué las uñas de las manos crecen más rápido que las de los pies? Al parecer, es un misterio que la ciencia no ha podido descifrar, pero hay dos teorías que intentan explicarlo.

Uñas de las manos crecen más rápido que las de los pies

Empecemos con algunos datos curiosas que sustentan la afirmación anterior, por si eres de esos que no se habían percatado de la diferencia en la dinámica de crecimiento de las uñas.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Carolina del Norte encontró que, en promedio, las uñas de las manos crecen unos 3,47 milímetros al mes. Más abajo, las uñas de los pies crecen apenas 1,62 milímetros cada mes, un número muy inferior al anterior.

Usamos más las uñas de las manos que las de los pies

La primera teoría nos recordará aquello de que irónicamente, hay que cortarse el cabello para que crezca. Puede que mientras más usemos un dedo, más rápido crezca su uña, ya que el cuerpo asume que el uso genera un desgaste que debe compensarse.

Suena bastante lógico considerando que, al menos en las sociedades urbanizadas, los humanos usan con más frecuencia sus manos que sus pies. Por ejemplo, los redactores de contenido pasan mucho tiempo tecleando frente a un ordenador, y esto supone un desgaste constante para sus uñas (y por supuesto, también para las teclas). En cambio, las uñas de las pies reposan plácidamente dentro de calcetines, pantuflas o zapatos.

Mientras más sangre, más uñas

Una segunda teoría plantea que la tasa de crecimiento de las uñas depende de la cantidad de sangre que fluye a través del dedo. Suena disparatado, sobre todo porque, desde afuera, este factor no parece tener mucha relación.

Pero podemos verlo de esta manera. Nuestras manos están más cerca de nuestro corazón, conocido músculo bombeador de sangre a todo el cuerpo, razón por la cual fluye más sangre por sus dedos que por los de los pies, que están mucho más lejos. Es decir, mientras más cercanía, uñas más largas.

Esta teoría podría explicar por qué las uñas suelen crecer más lentamente en climas fríos. El frío reduce el flujo sanguíneo, y por consiguiente, la cantidad de sangre que circula por las manos.

Por el momento, lo único claro es que ambas teorías son muy interesantes, a pesar de que ninguna haya sido confirmada aún por la ciencia. Pero aquí proponemos una última que va de la mano con la primera: ¿será que morderlas y arrancarlas con los dientes puede hacer que las uñas de las manos crezcan más rápido que las de los pies?

Referencia:

Why Do My Fingernails Grow Faster Than My Toenails? https://www.dollarshaveclub.com/content/story/why-do-my-fingernails-grow-faster-than-my-toenails

Growth rate of human fingernails and toenails in healthy American young adults. https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/19744178/