ojo abierto

Parece que quienes usan lentes de contacto y estaban preocupados por una mayor exposición a la COVID-19 ya pueden estar más tranquilos. Los investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis que la córnea del ojo parece ser resistente a la infección por coronavirus.

Los resultados de su estudio, publicado en la revista Cell Reports, sugieren que el SARS-CoV-2, causante de la enfermedad pandémica, no parece replicarse en la córnea humana. Esto lo hace diferente a otros patógenos, como el virus del herpes simple y el virus del Zika, que se han encontrado en las lágrimas y tejido corneal de humanos infectados.

Algunos pacientes de COVID-19 desarrollar síntomas oculares

niña con manos y papel en la nariz con conjuntivitis
Algunos pacientes con coronavirus desarrollan síntomas oculares, como conjuntivitis.

El oftalmólogo Rajendra S. Apte dice que algunos pacientes con COVID-19 presentan síntomas a nivel de los ojos, como conjuntivitis. Este cuadro es poco común, pero a los médicos les intriga su peculiaridad.

Y es que aún no se ha confirmado que la razón detrás de la afección sea precisamente la infección con el SARS-CoV-2. En su lugar, algunos expertos sugieren que se trata de una inflamación secundaria.

Otros virus pueden replicarse en la córnea

Pero la preocupación no surge únicamente por los síntomas, sino porque se sabe que la córnea y la conjuntiva tienen los receptores que usa el nuevo coronavirus para fijarse. Esto los motivó a iniciar una investigación para intentar aclarar el panorama.

Cabe destacar que trabajos previos en los que estudiaron el tejido corneal de los ratones y los humanos demostraron que el virus del Zika podía propagarse a través de las lágrimas. Dicho esto, los investigadores enfocaron su estudio en tres virus ampliamente diseminados entre los humanos: herpes simplex, Zika y SARS-CoV-2.

¿Es la córnea resistente al coronavirus?

 

Sus experimentos consistieron en exponer el tejido corneal de los roedores a los diferentes patógenos para determinar si podían replicarse en ellos. Sin embargo, no encontraron evidencia de que el SARS-CoV-2 pudiera replicarse en las córneas examinadas. Según indica el primer autor Jonathan J. Miner, todos los donantes de córnea que analizaron eran resistentes al nuevo coronavirus.

En el proceso, también identificaron sustancias clave en las córneas de los ojos que promueven o inhiben el crecimiento viral, y que podrían explicar por qué son resistentes al coronavirus.

Uno de estos inhibidores es el interferón lambda, que impide el crecimiento eficiente del virus del Zika y el virus del herpes simple en la córnea. Lo curioso es que esta sustancia no parecía tener ningún efecto sobre la replicación del SARS-CoV-2.

Puede que no todas las córneas sean resistentes al coronavirus

El hallazgo constituye una excelente noticia en medio de una pandemia que ha infectado a decenas de millones de personas en menos de un año. Además, reduce la probabilidad de que el coronavirus se pueda transmitir a través de un trasplante de córnea o procedimientos similares en el ojo. Sin embargo, es pronto para cantar victoria.

Miner enfatiza en que estos hallazgos “no prueban que todas las córneas sean resistentes al coronavirus”. Hasta el momento, ninguna de las córneas que estudiaron apoyó el crecimiento del SARS-CoV-2; pero “todavía es posible que un subconjunto de personas tenga córneas que apoyen el crecimiento del virus”.

Ahora los investigadores se enfocarán en determinar si otros tejidos dentro y alrededor de la córnea del ojo, como los conductos lagrimales y la conjuntiva, son resistentes o vulnerables al coronavirus.

Referencias:

Cornea appears to resist infection from novel coronavirus. https://medicine.wustl.edu/news/cornea-appears-to-resist-infection-from-novel-coronavirus/

HSV-1 and Zika Virus but Not SARS-CoV-2 Replicate in the Human Cornea and Are Restricted by Corneal Type III Interferon. https://www.cell.com/cell-reports/fulltext/S2211-1247(20)31328-0