asteroide cercano a la luna de la Tierra

Los investigadores lograron observar con detalle a uno de los tantos asteroides que siguen la órbita de Marte, y que curiosamente tiene un gran parecido con nuestra Luna.

En un artículo en la revista Icarus, el equipo ofrece algunos de los datos recolectados en su estudio del (101429) 1998 VF31 en la distancia. Además, examinan dos teorías que podrían explicar el origen de este objeto.

Asteroides troyanos… marcianos

Los troyanos son asteroides que comparten órbita con un planeta, y se ubican a 60 grados delante y detrás del mismo. La mayoría de los que ha detectado la humanidad siguen la órbita de Júpites, pero también se han identificado en otros planetas como Marte y, por supuesto, la Tierra.

Este en particular, bautizado como (101429) 1998 VF31, es parte de un grupo de asteroides troyanos que comparten la órbita del apodado planeta rojo. A estos se les conoce como troyanos marcianos L5, y pertenecen a lo que se conoce como la familia Eureka, dentro de la cual también está el primer troyano descubierto cerca de Marte.

El asteroide observado en la órbita de Marte se parece más a la Luna

A pesar de estar en la misma órbita, (101429) 1998 VF31 no se parece tanto a sus homólogos de Eureka. A los astrónomos del Observatorio y Planetario de Armagh (AOP), en Irlanda del Norte, les ha llamado la atención que este asteroide en la vía de Marte se parece más a un satélite más cercano a nosotros.

Interesados por aprender más sobre el cuerpo espacial, recurrieron al espectrógrafo X-SHOOTER en el Very Large Telescope (VLT) de 8 m del Observatorio Europeo Austral en Chile. Por medio de este, examinaron cómo la luz del sol se refleja en el asteroide y lo compararon con sus parientes L5 en la familia Eureka de Marte.

Fue así como descubrieron que, a pesar de su cercanía, (101429) 1998 VF31 no forma parte de la familia Eureka. El análisis reveló que su espectro coincide más con el de nuestro satélite: la Luna.

El hecho de “estar allí” no quiere decir que surgiera en las cercanías. De hecho, los astrónomos de este estudio dicen que es probable que el origen de este asteroide troyano marciano esté en un lugar muy alejado del planeta rojo.

¿Cómo terminó este asteroide en Marte?

Los autores se refieren al asteroide como un “fragmento reliquia de la corteza sólida original de la Luna”, pero aún no tienen claro cómo es que pudo terminar en la órbita de Marte.

El autor principal del estudio, Apostolos Christou, dice que, en el sistema solar primitivo, la Luna solía recibir impactos de grandes asteroides. Puede que (101429) 1998 VF31 sea el resultado de una de estas colisiones y que el impacto lo llevara tan lejos que podría haber alcanzado la órbita de Marte.

“El espacio entre los planetas recién formados estaba lleno de escombros y las colisiones eran un lugar común. Grandes asteroides golpeaban constantemente la Luna y los otros planetas. Un fragmento de tal colisión podría haber alcanzado la órbita de Marte cuando el planeta estaba aún se está formando y quedó atrapado en sus nubes de Troya”.

Pero también es probable que el troyano sea en realidad un fragmento desprendido del planeta rojo por un tipo de incidente similar. O simplemente hablamos de un asteroide común que terminó pareciéndose a la Luna por los procesos de meteorización de la radiación solar.

Referencia:

Composition and origin of L5 Trojan asteroids of Mars: Insights from spectroscopy. https://www.sciencedirect.com/science/article/abs/pii/S0019103520303602