mujer con manos en el pecho y expresión de malestar frente a un médico con mascarilla contra el coronavirus

La infección con coronavirus puede dañar las cuerdas vocales de tal forma que algunas personas podrían continuar experimentando síntomas después de recuperarse. Esto podría explicar por qué algunos pacientes siguen sufriendo episodios de falta de aire meses después de haber superado la enfermedad.

Sin embargo, la causa no está perdida y ya hay formas de revertirlo. Un nuevo estudio publicado en el International Journal of Pulmonary & Respiratory Sciences revela que una terapia del habla combinada con una alimentación especial puede ayudar a los ex pacientes a liberarse del molesto síntoma.

Cuerdas vocales funcionan incluso si estamos en silencio

Las cuerdas vocales son aquella parte del aparato fonador humano que se encargan de producir la voz. Estas se contraen a lo largo de nuestras vías respiratorias mientras hablamos, generando vibraciones que, con el paso del aire, son responsables del sonido.

Mientras estamos callados, estas permanecen retraídas, lo cual permite que el aire fluya con libertad hacia nuestros pulmones. Sin embargo, la pandemia de coronavirus puede haber cambiado la forma en que funcionan las cuerdas vocales en algunas personas.

El coronavirus daña los nervios de las cuerdas vocales

Como muchos saben, los médicos han informado que muchas personas experimentan síntomas extraños incluso después de recuperarse de la COVID-19. En algunos casos, esto parece estar asociado al daño que causa el SARS-CoV-2 a los nervios que regulan el habla, como el nervio vago.

Lo más curioso es que este síntoma continúa aunque la inflamación causada por la infección se haya solucionado y las exploraciones por imágenes no muestran una lesión pulmonar. Según el Dr. Joseph Khabbaza, neumólogo de la Clínica Cleveland, en Ohio, estas personas arrojan resultados normales en sus pruebas de respiración y no responden a los inhaladores para el asma.

mujer con mascarilla contra el coronavirus mirando hacia arriba y mano en el pecho
Los investigadores comprobaron que el coronavirus deja daños en las cuerdas vocales que causan falta de aire en los pacientes que se recuperan.

Para comprobar si el problema residía en las cuerdas vocales, los investigadores pasaron una pequeña cámara por la nariz de 18 pacientes con síntomas posteriores al coronavirus. Así pudieron observar con detalle sus vías respiratorias y descubrir que, en efecto, las cuerdas vocales de las personas no retraían correctamente.

El Dr. Jonathan Aviv, especialista en oído, nariz y garganta del Hospital Mount Sinai, en Nueva York, explica que este daño impide que las cuerdas vocales cumplan su función habitual en reposo. Es decir, les resulta difícil permitir el paso del aire incluso cuando la persona no está hablando, como describe el médico:

“Piensa cuando estás charlando. Cada vez que terminas una oración, tus cuerdas vocales deben abrirse para que puedas respirar. Imagínese si no se abrieran. Después de su tercera o cuarta oración, se sentirá sin aliento. Sus vías respiratorias están cerradas”.

Terapia del habla y alimentación

mujer con ojos vendados y expresión de grito usando sus cuerdas vocales
Una terapia del habla y alimentación sin ácidos puede ayudar a las cuerdas vocales a recuperarse del daño causado por el coronavirus.

Lo bueno es que no se trata de una condición permanente. Los médicos ya han encontrado una forma de ayudar a los ex pacientes de COVID-19 a recuperarse de la falta de aire, y la mejor parte es que no se trata de un tratamiento caro o peligroso.

Aviv y sus colegas trataron a los 18 pacientes recuperados de COVID-19 con una combinación de terapia del habla y modificación de la dieta; esta última se consistió en evitar alimentos que pudieran exacerbar la irritación nerviosa.

La terapia consiste en un “reentrenamiento respiratorio” que incluye una serie de ejercicios que pueden mejorar la función de los músculos respiratorios. En cuanto a la alimentación, los médicos recomendaron evitar alimentos muy ácidos que puedan irritar el nervio, incluyendo bebidas de lata o botella, salsa de tomate, vinagre y vino.

Tras cumplir con el tratamiento, todos los pacientes vieron resulta su dificultad para respirar pues sus cuerdas vocales vuelven a moverse con normalidad. Por esta razón, Aviv recomienda a las personas recuperadas de coronavirus que experimentan síntomas similares evaluar la posibilidad de terapia para sus cuerdas vocales.

Referencia:

Covid-19 Era Post Viral Vagal Neuropathy Presenting as Persistent Shortness of Breath with Normal Pulmonary Imaging. https://juniperpublishers.com/ijoprs/pdf/IJOPRS.MS.ID.555641.pdf