Escena de The Haunting of Bly Manor, adaptación de The Turn of the Screw

Para este punto, todos ya debieron ponerse al día con la “secuela” de ‘The Hauting of Hill House’, ‘The Haunting of Bly Manor’. Lo que, evidentemente, significa que algunos –para no asumir que todos– se dieron cuenta de los grandes cambios que la adaptación de Netflix realizó con referencia al libro que le dio origina ‘The Turn of the Screw’ de Henry James.

Si alguno, a estas alturas, no sabía que los hechos de ‘The Haunting of Bly Manor’ están relatados en una novela de 1898, pues, de nada; y, para ellos que ya sabían todo esto, seguramente tendrán mucho qué debatir sobre qué tan fiel se mantuvo la serie de Mike Flanagan a la historia de James. Por eso mismo, estamos aquí para enumerar esos grandes cambios.

Si bien ‘The Turn of the Screw’ ha contado con varias adaptaciones en su “récord”, la versión de Flanagan, con ‘The Haunting of Bly Manor’, ha superado a otras en cuanto a críticas positivas y reacciones por parte de los fanáticos.

Flanangan, sin duda, no es ajeno al éxito con sus versiones de terror, sobre todo por el gran recorrido que logró su adaptación de la novela de Shirley Jackson de 1959, ‘The Haunting of Hill House’. Pero, adaptar un libro a una serie o película no es tarea fácil, ya que existe un punto de comparación entre lo que vemos en pantalla y lo que existe en las páginas de una novela.

Ahora, tomando eso en cuenta, aquí les dejamos algunos cambios importantes entre la serie de Netflix y el libro de Henry James. Atención, esta lista no se privará de spoilers, aunque trataremos de ser lo más cuidadosos posibles.

Cambios en el año

La primera de todas las diferencias es lo suficientemente notable como para que no cuente como spoiler. Mientras que en la novela de James, la historia tiene lugar a finales del 1800, en ‘The Haunting of Bly Manor’ nos encontramos en la década de los 80, 1987 para ser exactos.

Es importante tener este aspecto en cuenta, sobre todo para el inicio de la serie, cuando “The Storyteller” –interpretada por Carla Gugino– procede a presentar el “cuento” durante la víspera de una boda, en lugar de Nochebuena como en la historia original.

El rol de “la institutriz”

En ‘The Turn of the Screw’, la institutriz cumple con uno de los roles más importantes de la novela: el de la narradora poco confiable. Al usar su rol como un recurso literario, el lector procede a cuestionarse la cordura del personaje, así como la legitimidad de los fantasmas que ella segura que son reales.

Es decir, en la novela, no queda claro si es algo que ella se está inventando en su cabeza, o si es real. En cambio, en la serie, Victoria Pedretti interpreta a Danielle Clayton –quien lleva su nombre por Jack Clayton, el director de The Innocents–. Si bien es una adaptación casi exacta de la historia escrita por James, en la serie, ella no es la narradora ni se cuenta su historia.

Hay cambios notables en el rol de la institutriz entre la serie y la novela, sobre todo cómo el rol de Dani es importante por su relación con Jamie, la muerte de su prometido Edmund y el final.

Danielle Clayton y Edmund Orme

En la serie, el prometido de Danielle se llama Edmund que, en realidad es una referencia a otra historia escrita por Henry James, titulada ‘Sir Edmund Orme’. La misma se trata de un hombre que persigue a una mujer que le rompió el corazón.

Evidentemente, esta relación de amor no formaba parte de ‘The Turn of the Screw’ pero, Flanagan consideró que era una increíble forma de tejer esta trama con otras historias del icónico escritos y sirvió para aportarle complejidad a la capacidad de Dani de aceptar su sexualidad.

De ahí, darle punto de partida a su relación de amor con Jamie, que es uno de los aspectos que le da calidez y esperanza a la serie de Netflix. Sobre todo, tomando en cuenta lo que ocurre al final.

La historia del Tío Henry

Mientras que en ‘The Turn of the Screw’, se identificaba como el Tío Miles –del cual Flora se mantenía alejado sin motivo alguno–, en la serie de Flanagan, el Tío Henry tiene un propósito para mantener alejado de Bly y los niños.

¿Cuál? Henry tuvo un amorío con la madre de ellos, es decir, su cuñada, Flora. Esto resultó en un embarazo que, cuando llegó a los oídos de su hermano, este lo expulsó de la mansión y lo obligó a vivir con su tristeza.

Nuevos personajes solo para la serie

Si bien varios de los personajes de la serie que aparecen como fantasmas son roles de otras historias de Henry James, algunos nombres se agregaron como roles principales que no estaban contemplados en la historia original.

Este es el caso de Owen “el cocinero” (Rahul Kohli) y Jamie (Amelia Eve) quienes fueron creados para establecer importantes relaciones entre los personajes existentes, así como para reconfigurar toda la historia.

Por su parte, Jamie se convierte en el narrador de la boda de Flora, porque tenía que haber un narrador que tuviera alguna conexión con la familia y con la au pair. Entonces, debido a su unión civil con Dani y al trabajo que tenía en la propiedad, ella conoce muy bien los impactos que Bly Manor tuvo en las personas que viven en ella.

En cambio, Owen es el interés amoroso de Hannah Grose –la niñera de la serie y de la novela–. Su rol es el de llenar la vida de Hannah de un trasfondo mucho más profundo y significativo, así como inyectarle dolor y deseo. Ni Jamie ni Owen existieron en la novela original de James, pero han recibido comentarios positivos del público.

Los fantasmas de Bly Manor

A pesar de que, es evidente, que hay menos fantasmas en Bly Manor, en comparación con Hill House, algunos de ellos no dudaron de incluirse en la trama de la serie. Para esta ocasión, Flanagan prefirió seleccionar con pinza qué espíritus elevarían la historia, antes de cuáles darían más miedo.

Es así como se crearon Viola Lloyd y su hermana Perdita, el fantasma del ático. Ellas dos son los fantasmas más antiguos de la propiedad, pero, no existían en la historia original. Son producto del cuento ‘The Romance of Certain Old Clothes’ y sirven como el punto de explicación a por qué los espíritus no pueden escapar de Bly Manor.

En cambio, Miss Jessel y Peter Quint –que fueron los fantasmas principales en ‘The Turn of the Screw’– cuentan con roles secundarios para la serie.

Aunque pensarán que nos está faltando conversar sobre el final de la serie, siempre les hemos prometido no caer tan de frente en el territorio de los spoilers. Por lo que, preferimos abrir un debate. Los invitamos a ver ‘The Haunting of Bly Manor’ y dejar en los comentarios qué les pareció el final de la misma.