cuchillo removiendo una barra de margarina, un tipo de grasa trans

Eliminar por completo las populares grasas trans de la alimentación australiana podría prevenir hasta 42,000 muertes a largo plazo, según un nuevo estudio publicado en la revista PLOS ONE.

Y aunque suene como una idea poco rentable, las estimaciones sugieren que implementarla legalmente ahorraría cientos de millones de dólares australianos durante toda la vida útil de la población.

Grasas trans, un ingrediente asociado a ataques cardíacos y muertes

Los ácidos grasos trans, conocidos también como grasas trans, son un tipo de ácido graso insaturado común en los alimentos, en especial, en aquellos procesados a nivel industrial. Se encuentran en niveles bajos en alimentos de origen natural, como la carne y la leche de vaca, pero también en aceites vegetales sometidos a procesos de hidrogenación.

Su consumo se ha asociado con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, razón por la cual los expertos médicos recomiendan eliminarlo de la alimentación. Sin embargo, esto constituye todo un desafío considerando las pérdidas económicas que generaría tanto a la industria alimentaria como a los gobiernos.

Un ingrediente difícil de eliminar de la alimentación australiana

En el caso particular de Australia, la ingesta de ácidos grasos trans es baja, según el Dr. Jason Wu, Jefe del Programa de Ciencias de la Nutrición en el Instituto George. Pero lejos de dar tranquilidad, esto mantiene la preocupación porque los niveles actuales siguen siendo elevados y nocivos para la salud de sus consumidores. Además, la ley actual no obliga a los productores a enumerar la cantidad de grasas trans en la etiqueta de información nutricional en el envase de los alimentos.

“A pesar de los riesgos para la salud conocidos, nuestra investigación anterior muestra que el progreso en la reducción de las grasas trans en el suministro de alimentos envasados ​​de Australia se ha detenido”.

De modo que la preocupación sigue latente. En vista de ello, los investigadores del Instituto George para la Salud Global decidieron abordaron un trabajo que mostraría el impacto que tendría la eliminación total de este ingrediente nocivo de la alimentación australiana.

Eliminar grasas trans podría prevenir 42,000 muertes por enfermedad cardíaca

Los resultados fueron sorprendentes y esperanzadores. El modelo aplicado reveló que la prohibición nacional de grasas trans podría prevenir alrededor de 2,000 muertes y 10,000 ataques cardíacos durante los primeros 10 años de implementación.

A largo plazo, la medida podría prevenir hasta 42,000 muertes por enfermedades cardíacas en la población adulta. Este cálculo abarca el tiempo desde que comienza la prohibición hasta que todas las personas mueren o alcanzan los 100 años de edad.

El costo de prohibir las grasas trans en Australia

Los investigadores también estaban interesados en conocer el impacto económico de prohibirlos totalmente los ácidos grasos trans en Australia. Con su modelo estimaron que, en los primeros 10 años, costaría alrededor de 22 millones de dólares australianos; durante la vida útil de la población, el costo sería de 56 millones de dólares.

Resulta curioso que estas cifras corresponden mayoritariamente al dinero que destinaría el gobierno para el monitoreo de la implementación de la prohibición del ingrediente. Ahora bien, los costos son elevados tanto a corto como a largo plazo, pero los ahorros los superan con creces.

En su artículo indican que la estimación de ahorros en atención médica para enfermedades cardíacas alcanzaría los 80 millones de dólares australianos en el período de 10 años; durante toda la vida útil de la población, el ahorro sería de 538 millones de dólares australianos.

Así que, en general, la medida parece muy rentable tanto a mediano como largo plazo, además de que podría salvar decenas de miles de vidas solo en su país.

De manera similar, un estudio reciente reveló que solo con mantener una alimentación saludable es posible reducir el riesgo de enfermedad cardíaca de forma significativa. Esto implicaría eliminar ingredientes deliciosos pero muy nocivos, como la margarina, las frituras y los pasteles. Dicho esto, ¿qué tan dispuesto estarías a eliminarlos de tu dieta habitual?

Referencia:

Estimated health benefits, costs, and cost-effectiveness of eliminating industrial trans-fatty acids in Australia: A modelling study. https://journals.plos.org/plosmedicine/article?id=10.1371/journal.pmed.1003407