pareja de padres asiáticos sosteniendo a su bebé de frente en busca de parecido

A casi todos nos ha pasado que, cuando nuestros amigos ven a nuestros padres, quedan impactados por el gran parecido físico que tenemos con ellos. Algunos opinarán que nos parecemos más a uno que a otro, mientras que otros dirán que sacamos un poco de cada uno. Pero, ¿con cuál de nuestros padres tenemos mayor parecido genético?

A pesar de que en las últimas décadas la humanidad ha comprendido mucho más los genes, sus funciones y su herencia, la pregunta es difícil de responder. Para comprenderlo mejor, podríamos plantear otras dos preguntas: ¿cuántos genes heredamos de nuestra madre y cuántos de nuestro padre?; y ¿cuáles de estos genes que heredamos están haciendo más?

¿Cuántos genes heredamos de nuestros padres?

El ADN presente en nuestras células se empaqueta en forma de cromosoma. Cada uno de nosotros tiene 23 pares de cromosomas, de los cuales 22 son autosómicos y solo un par es sexual, X o Y.

Lo que nos enseñaron en las clases de biología es que cuando un espermatozoide fecunda un óvulo, ambos progenitores aportan la mitad de su material genético. Gracias a ello, la descendencia tiene características de ambos progenitores.

Sin embargo, las células también tienen otro cromosoma que se esconde en la mitocondria, esa estructura que produce la energía necesaria para sus actividades. Esta también contiene su propio conjunto de ADN, y los investigadores están al tanto de que lo heredamos solo de nuestra madre.

Más parecidos a mamá por cantidad de genes

Es decir, de cierta forma, tenemos mayor parecido genético con nuestra madre que con nuestro padre porque tenemos más genes de ella que de él. De hecho, algunos estudios han encontrado evidencia que sustenta esta afirmación, y que le confiere mayor importancia al ADN mitocondrial que nos provee mamá.

Por ejemplo, un estudio publicado en Journal of Applied Physiology en 2005 revela que esta herencia puede incluso afecta nuestra resistencia atlética. La capacidad de una madre para hacer ejercicio por sí sola podría ayudar a predecir la capacidad de su hijo para lo mismo, mientras que considerar al padre no lo predice tan bien.

En aquel momento, los investigadores encontraron una variante de un gen mitocondrial asociado con una menor aptitud física con menos frecuencia en ciclistas y corredores que en la población general.

¿Cuáles de los genes que heredamos influyen más en nosotros?

Pero si algo nos enseña la vida es que la cantidad no siempre supera a la calidad, y lo mismo pasa a nivel genético. Es por ello que los investigadores también se interesan por cualificar los genes.

Muchas de las diferencias que notamos entre las personas se deben a un genómenos conocido como impronta. Existen una serie de interruptores químicos en la superficie de nuestro ADN, los cuales dicen qué proteínas se leerán y traducirán y en qué cantidad. La impronta ocurre cuando estos interruptores apagan por completo ciertos genes provenientes de un padre en particular.

Ahora bien, aún no está claro si este proceso predispone la expresión génica hacia uno u otro progenitor porque ocurre en “pocos” genes y puede que estos estén equilibrados entre ambos.

Mayor parecido genético con los padres

Sin embargo, existe la posibilidad de que tengamos mayor parecido genético con nuestro padre que con nuestra madre si lo vemos desde este enfoque. Un estudio en ratones publicado en Nature Genetics en 2005 descubrió que los genes tienen 1,5 veces más probabilidades de ser silenciados si provienen de la madre y más activos si provienen del padre.

Otro estudio, publicado en la revista PLOS ONE en 2008 reveló algo similar. En el cerebro, la mayoría de los genes de impronta estaban activos cuando provenían del padre; mientras que en la placenta sucedió lo contrario.

Referencias:

The champions’ mitochondria: is it genetically determined? A review on mitochondrial DNA and elite athletic performance. https://journals.physiology.org/doi/full/10.1152/physiolgenomics.00029.2011

Analyses of allele-specific gene expression in highly divergent mouse crosses identifies pervasive allelic imbalance. https://www.nature.com/articles/ng.3222.epdf

Transcriptome-Wide Identification of Novel Imprinted Genes in Neonatal Mouse Brain. https://journals.plos.org/plosone/article?id=10.1371/journal.pone.0003839