Recientemente, Facebook, Twitter y Google fueron citados por el comité de Comercio del Senado de los Estados Unidos para discutir la sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones. ¿El propósito de la convocatoria? Discutir la legislación que exonera a estas empresas de cualquier responsabilidad sobre el contenido que se publica en sus plataformas, y el supuesto abuso de poder de los gigantes tecnológicos.

Tal parece que Facebook y su algoritmo de sugerencias a grupos fue uno de los focos principales de la reunión. A pocos días de llevarse a cabo las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, la red social suspendió las recomendaciones políticas en su plataforma, sin notificar previamente a sus usuarios de EE.UU.

Este hecho llamó la atención de los miembros del senado, específicamente en Ed Markey, “quien preguntó si la compañía detendría las recomendaciones grupales en la plataforma social”, una vez se tengan los resultados de las votaciones presidenciales del próximo 03 de noviembre.

A lo que el CEO de Facebook respondió:

“Senador, hemos dado el paso de detener las recomendaciones en grupos para todos los grupos de contenido político o social como medida de precaución”.

Liz Bourgeois, portavoz de Facebook confirmó lo dicho por Mark Zuckerberg, pero no dio detalles de cuando levantarán la medida, agregó que es algo temporal.

El algoritmo de recomendación de Facebook y su tendencia extremista

La suspensión “temporal” de sugerencias a grupos, no solo fue el tema a tratar por el senado. Zuckerberg fue interrogado acerca de la tendencia de su algoritmo de dirigir a las personas a grupos extremistas, que en su mayoría buscan sembrar zozobra y odio en la sociedad.

Aunque el CEO de Facebook ha dicho que la IA de su plataforma busca recomendar grupos que sean de provechos para sus usuarios, las evidencias demuestran lo contrario, según Claire Wardle, cofundadora de First Draft. “Las sugerencias grupales automatizadas de Facebook pueden hacer que las personas se vuelvan radicalizadas en los viajes de recomendación”, fueron sus palabras.

Incluso, en el 2016 “Wall Street Journal informó que un investigador interno de Facebook descubrió que el 64% de todas las uniones a grupos extremistas se deben a esta herramienta de recomendación.

Zuckerberg dijo desconocer esta información, pero que su compañía ha “tomado medidas para evitar que los grupos que fomentan el extremismo o la difusión de información errónea aparezcan en los grupos sugeridos”.

Es un hecho, que las redes sociales han tomado fuertes medidas para lidiar con la desinformación que circula en la web. Decisiones que han sido aplaudidas y criticadas al mismo tiempo, depende de donde se vea.

Sin embargo, lo planteado por el senado con respecto a Facebook y su algoritmo deja mucho que pensar. Será qué, ¿la IA de Facebook tiene un error o fue programada con esta tendencia extremista?