Usuario en laptop

Cuando queremos enviar archivos de un computador a otro sobre internet, debemos estar muy atentos a la seguridad. Si bien existen decenas de servicios capaces de ayudarnos con esta tarea, no todas hacen énfasis en la seguridad de los datos que transferimos. Además, muchas herramientas para estos fines suelen quedarse con los archivos que enviamos, algo que no resulta muy confiable. Por ello, queremos presentarte una excelente herramienta para compartir archivos que hace mucho hincapié en la privacidad.

Su nombre es Blindsend y a través de sus funciones podremos enviar archivos a través de internet con cifrado en ambos extremos.

Enviar archivos protegidos desde el punto de partida hasta su destino

generar link en Blindsend

La importancia de la seguridad a la hora de compartir archivos en internet, radica en que nadie más tenga acceso a ellos de ninguna manera. De manera que, servicios en cuyos servidores permanece lo que enviamos, no resultan del todo recomendables. Por esa razón, Blindsend se presenta como una estupenda herramienta para estos casos porque garantiza la privacidad de lo que compartimos. Para lograrlo, se vale del cifrado de extremo a extremo que se aplica de forma local en el computador que envía el archivo y en el que lo recibe.

Cabe destacar que Blindsend es una herramienta que podemos instalar en nuestros servidores con el propósito de tener acceso local a sus funciones. Sin embargo, también se encuentra disponible una demostración en línea que nos permite compartir pequeños archivos.

Subir archivo en Blindsend

En ese sentido, al ingresar a Blindsend lo primero que debes hacer es generar un enlace para comenzar el proceso. Comparte este enlace con la persona que te enviará el archivo en cuestión y al ingresar, se presentará la opción para cargar el archivo. Una vez subido, el destinatario tendrá que ingresar al enlace que envió previamente y podrá ver el archivo cargado con la posibilidad de descargarlo.

Descagar archivo en Blindsend

La subida y descarga del material se realiza de forma local en cada computador, al igual que el cifrado. Por ello, terceros no tendrán acceso a la información que envías considerando que, el archivo siempre se encontrará en el equipo local de quien envía y al descargarlo, en el equipo de quien recibe. Así, podemos enviar archivos con total seguridad sin que nadie más pueda acceder a los datos.

Para probarlo, sigue este enlace.