persona recogiendo mascarillas desechables a la orilla de un estanque

¿Alguna vez te has preguntado cuánto tardan solo las mascarillas desechables en descomponerse? A pesar de que su vida útil es realmente corta, su uso es indispensable desde que apareció el coronavirus.

Irónicamente, a pesar de que nos ayuda a protegernos evitando que las partículas virales ingresen a nuestro sistema respiratorio, también podrían causarnos daños. Y es que según las advertencias recientes de expertos belgas, no bastarán ni cuatro siglos para que se descompongan. Por si fuera poco, es probable que muchos de sus fragmentos nunca desaparezcan.

Pandemia exacerba problema de la contaminación plástica

hombre con mascarilla desechable en el mar
Los humanos deben usar mascarillas desechables para protegerse del coronavirus, pero estas tardarán cientos de años en descomponerse.

La pandemia de COVID-19 no solo ha socavado la salud mental y física de las personas, sino que ha incrementado el consumo de plástico de manera desproporcionada. El uso de cubrebocas quirúrgicos, guantes, botellas plásticas de desinfectante, y de los servicios de entrega a domicilio son algo indispensable, y aún estamos lejos de que esto cambie.

En efecto, el coronavirus no es la única preocupación entre los humanos. Otros problemas, como la contaminación plástica, siguen latentes y exacerbándose con los bloqueos y dependencia de materiales desechables.

Mascarillas y productos desechables que tardarán 450 años en descomponerse

Las autoridades son conscientes de ello y han empezado a indagar en el impacto de esta situación a futuro. El Servicio Federal de Salud Pública de Bélgica informó un aumento alarmante de mascarillas, guantes y botellas plásticas de desinfectante de manos en las playas y en el mar. Según sus cifras, este incremento lleva a un total de 8 millones de toneladas de desechos plásticos en la región.

Este lunes, el departamento de Medio Ambiente Marino de Bélgica también advirtió que solo las mascarillas desechables tardan hasta 450 años en descomponerse. La peor parte es que muchos de “los pequeños fragmentos de plásticos” en los que se van descomponiendo en su paso por el océano “nunca desaparecen por completo”.

Los riesgos de la contaminación plástica

Tal como indicó el ministro del Mar del Norte, Vincent Van Quickenborne: “las mascarillas salvan vidas. Pero si terminan como desechos en el Mar del Norte, ponen en peligro la vida marina”.

A ello añadió que no se trata únicamente de desechos que durarán mucho tiempo en los océanos, sino que ello puede poner en riesgo las poblaciones de las profundidades. Como han demostrado estudios previos, los animales marinos pueden confundirse e ingerir el plástico, lo que puede llevarlos a una muerte casi segura.

“Los animales marinos pueden confundir las máscaras con las medusas. Al tragarlos, sus estómagos se llenan inmediatamente pero sin ningún suministro de nutrientes, lo que los debilita a largo plazo”.

Y bien sabemos que, aunque astutos, los animales marinos pueden quedar atrapados fácilmente en desechos plásticos que flotan en los océanos, como las redes de pesca. “Los animales también pueden enredarse en las máscaras”, añadió el departamento en su comunicado.

De hecho, tenemos un arma de doble filo en nuestro rostro. Y es que los humanos también nos alimentamos de animales del océano, y esto puede llevarnos a ingerir especies con plástico en sus estómagos.

En vista de ello, el departamento decidió iniciar una campaña de concientización pública llamada “El mar comienza contigo”. Con esta iniciativa, buscan alentar a las personas a tirar sus mascarillas desechables en los contenedores correspondientes para evitar que lleguen al mar, o bien motivarlas a usar mascarillas reutilizables.

Referencia:

Las mascarillas desechables tardan hasta 450 años en descomponerse, advierte la agencia marítima belga. CNN