Sophia Lillis en escena de serie cancelada por Netflix, I Am Not Okay With This

Entre todas las víctimas de Netflix para este 2020, ‘I’m Not Okay With This’ es una de las menos esperadas. La cancelación sorpresa de la serie de Jonathan Entwistle y Christy Hall dejó a todos los seguidores del programa decepcionados, sobre todo por las visiones que ambos creadores tenían para una segunda parte.

Netflix supo darle la vuelta a la manzana con esto, ya que, luego de anunciar la renovación para una segunda temporada, la plataforma se retractó y terminó por cancelar definitivamente el programa protagonizado por Sophia Lillis y Wyatt Oleff.

Si bien podríamos afirmar que Netflix terminó cancelando la serie por los resultados que esta generó –los cuales son secretos, por lo que solo nos queda especular que no capitalizó tantos nuevos suscriptores como se esperaba–, Entwistle aseguró en una entrevista con Insider que recibir el corte fue una sorpresa.

Cancelan ‘I Am Not Okay With This’

Quienes habrán visto la primera temporada de la serie reconocerán que la misma nos dejó en un terrible suspenso, uno que se esperaba fuese resuelto con nuevos episodios para la segunda parte. Sin embargo, ahora ese misterio no quedará resuelto.

“Muchas de las preguntas que planteamos en la primera temporada se planearon para una segunda temporada. Cuando [Netflix] encargó la temporada 2 y nos dieron luz verde en la sala de guionistas, nos dijeron que iba a ser la última temporada. Así que estábamos escribiendo para un final que ya habíamos planeado”.

De acuerdo a las declaraciones del showrunner de la serie, Netfix sí les había hecho saber que la segunda temporada sería la última, por lo que se enfocaron en que los nuevos episodios tuvieran un cierre correcto. Pero, algo cambió en el camino.

“Estábamos presupuestando, estábamos listos para rodar. El programa debía comenzar a rodarse en mayo/junio y, obviamente, se retrasó (por el coronavirus). Nos acabamos de dar cuenta de que, a prueba de COVID, el programa costaría mucho más dinero. Creo que he visto a algunas personas hablando y las cifras son correctas: se trata de entre $5 y $10 millones por temporada de televisión para el PPE, y para las pruebas, y para los cambios sistemáticos con los que hacerlo más seguro”.

Siguiendo con las afirmaciones de Entwistle, la razón por la que ‘I’m Not Okay With This’ no continúo tiene todo que ver con la pandemia del COVID-19 y de la alta inversión que significaría realizar la serie.

“Netflix básicamente decía que estamos pagando a grandes grupos de cineastas y actores para que no hagan nada. Estábamos atrapados en ‘I Am Not Okay With This’ y parecía que nunca se iba a filmar y, como no tengo un trato general ni nada en Netflix, me prohibía trabajar en otros proyectos a través de COVID”.

Entendiendo lo que aseguró el showrunner, la serie no continúo porque se consideraba más una pérdida que una ganancia, y, además, resaltó que la producción era para “un nicho más pequeño” y que, “cuando estaban mirando todas las finanzas, el programa era más caro de lo que pensaban que valía la pena”.