nueva especie de avispa de las agallas que sobrevive como parásito

En un artículo en la revista Insect Systematics and Diversity, los investigadores de la Universidad de Rice informan que descubrieron una nueva especie de avispas de las agallas que prolifera como parásito.

La Allorhogas gallifolia es una de las cuatro nuevas especies de avispas del género Allorhogas que los investigadores describen en el nuevo artículo. Hablamos de una avispa que inyecta una sustancia similar a la hiel en las hojas de los robles para crear refugios para sus crías. Gracias a esto, se le conoce también como avispa o mosca de las agallas.

Especie de avispas de las agallas es parásito de otros parásitos

Agallas de las avispas parasitarias en las hojas de roble
Agallas suaves y redondas de Belonocnema treatae en las hojas de un roble. Crédito: Scott Egan.

Los investigadores de la Universidad de Rice querían identificar y describir la comunidad de enemigos naturales de una especie de avispa de las agallas, la Belonocnema treatae. En el proceso se toparon con esta nueva especie de avispa que trabaja como un parásito y ha destacado entre las otras que describen en su documento.

Scott Egan, un biólogo evolutivo y profesor asociado de biociencias de la universidad, fue quien descubrió la nueva especie, en los robles a pocos metros de su laboratorio. Gracias a estas plantas, él y su equipo pudieron observar de cerca el comportamiento de estos insectos y comprender mejor cómo las especies compiten por los recursos.

Cuando estos pequeños y malvados insectos dejan sus huevos en las hojas o el tallo de las plantas, también inyectan una sustancia que da lugar a una estructura similar a un tumor. Este constituirá el hogar donde sus larvas, una vez ecloasionadas, se nutrirán y crecerán.

Irónicamente, los investigadores han catalogado a la nueva especie de avispa de las agallas no solo como parásito, sino como “ingeniera del ecosistema”. La razón es es que su metodología para sobrevivir también involucra a otras especies, en su mayoría invasoras y parasitarias.

Las nuevas avispas también se alimentan de orugas

Lo curioso es que también ponen sus huevos en la hiel de otras avispas, pero los autores reconocen que el papel exacto de su presencia en las agallas de sus similares aún no está claro.

El equipo también observó que las A. gallifolia también atacan a las orugas herbívoras que comen los tejidos biliares del árbol huésped. Incluso después de que los huevos eclosionen, las nuevas larvas se alimentarán de ellas.

Los investigadores creen que tanto la A. gallifolia como la B. treatae son fitófagas, lo que quiere decir que en realidad solo se comen el material vegetal. A pesar de ello, hay una fuerte sugerencia de que también son depredadoras de orugas que viven en las agallas que crean en las hojas.

“Estoy convencido de que estos tipos son depredadores de orugas que viven dentro de las agallas de Belonocnema y se comen el material vegetal de las agallas”, explicó Egan. “Creo que la avispa larvaria se come a la oruga y luego emerge por un lado de la hiel”.

Pero para confirmarlo o descartarlo, aún es necesario investigar con mayor profundidad. De ser cierto, los autores creen que sería una forma de vida completamente nueva, al menos para este género.

Hasta ahora, se han descubierto más de 50 especies diferentes del género Allorhogas en Centroamérica y México. Sin embargo, en Estados Unidos solo se han encontrado dos de estas especies desde el siglo pasado.

Referencias:

Species Diversity in the Braconid Wasp Genus Allorhogas (Doryctinae) Associated With Cynipid Galls on Live Oaks (Quercus: Fagaceae) Using Natural History, Phylogenetics, and Morphology. https://academic.oup.com/isd/article-abstract/4/5/3/5918314

Researchers Find a New Species of Gall Wasp – A Possible Parasite of a Parasite. https://www.sciencetimes.com/articles/27903/20201027/researchers-find-new-species-gall-wasp-possible-parasite.htm