Una nube con un diseño radial con distintos servicios ofrecidos por Cloud, superpuesto sobre la imagen de un médico

Microsoft ha puesto a disposición de su comunidad el servicio Microsoft Cloud for Healthcare, una nube vertical orientada al sector salud.

¿Nube vertical?, término empleado para indicar que los servicios de la computación en la nube se han optimizado. En este caso, la empresa plantea un Cloud enfocado en instituciones sanitarias.

Esta herramienta sirve para estructurar las actividades a realizar por los especialistas del ramo en cuestión, conectar servidores de Microsoft, además de incluir modelos de datos, interfaz de programación de aplicaciones, y “componentes integrados específicos para el cuidado de la salud”.

Esta función se crea con el propósito de ayudar a organizaciones sanitarias y a entidades relacionadas, como farmacéuticas, proveedores, entre otras, para facilitar sus labores ,y que puedan tomar decisiones más rápidas y acertadas. Todo ello, bajo estándares de seguridad y privacidad. Al respecto, Tom McGuinness, vicepresidente corporativo de salud a nivel mundial de Microsoft ha dicho que:

“Microsoft Cloud for Healthcare proporciona capacidades confiables e integradas que brindan automatización y eficiencia en flujos de trabajo de alto valor, así como una funcionalidad de análisis de datos profundos para datos estructurados y no estructurados, que permiten a las organizaciones de atención médica convertir la información en acción”.

Cloud for Healthcare se alinea con otros servicios de Microsoft

Tom McGuinness agrega que Microsoft Cloud for Healthcare, se sirve de otras aplicaciones como: Microsoft 365, Dinámica 365, Azure, para brindar una atención más eficiente, y “abordar los desafíos más urgentes que enfrenta la industria de la salud en la actualidad”.

Del mismo modo, indicó que este nuevo servicio en la nube, es solo el comienzo, pues la compañía piensa darle soporte a través de actualizaciones periódicas, así como ampliar la usabilidad de este.

Microsoft confía en que esta herramienta pueda “mejorar la capacidad de las organizaciones de atención médica para transformar su ecosistema de atención”.

Sin duda, es un servicio desarrollado pensando en la pandemia del COVID-19, ya que permite aliviar la carga de las instituciones del sector salud.