Dedo índice se dispone a pulsar un botón 5G

Empresas estadounidenses exigen usar un nuevo software que les permita construir redes con tecnología de quinta generación, para así liberarse del dominio tecnológico de la empresa china Huawei.

Hace meses, el presidente de los Estados Unidos promulgó la ley que obligaba a empresas de su país a cortar relación con la compañía de telecomunicaciones más grande del mundo, Huawei, todo ello, por sospechas de espionaje.

Desde entonces, muchas empresas que mantenían relación con Huawei se han visto afectadas, ante esta situación desean desarrollar su propia infraestructura 5G para hacerle frente a la compañía asiática.

Operar en redes abiertas, como una alternativa al 5G de Huawei

Una de las ideas propuestas se basa en desarticular y analizar a fondo la infraestructura 5G, definir un software y “ejecutar un hardware no estandarizado”, es decir, dispositivos que no necesiten de un patrón especializado para conectarse a la red.

Estas actividades permitirán operar O-RAN, nos referimos a conexiones que usan como medio de comunicación señales de radio, las cuáles se alimentan de “tecnología celular”.

Empresas como AT&T, Microsoft, Cisco, Nokia, entre otras, se han sumado a la alianza O-RAN, un proyecto que busca romper “redes de telecomunicaciones propietarias”, y darle paso a las “redes de telecomunicaciones virtuales”.

¿Cuáles son los beneficios de usar las redes abiertas?

La Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés) pidió a las empresas tecnológicas, que argumentaran su solicitud de desarrollar un nuevo software para operar en redes 5G.

En el caso de Sachin Katti, vicepresidente de estrategia de VM Ware, dijo que “el uso de redes abiertas de acceso por radio ofrecería múltiples beneficios”. ¿Cuáles?, la creación de una red virtual, innovación a nivel de hardware, y la posibilidad de “ejecutar la radio red como una aplicación o un software”.

Por otro lado, el director de tecnología de Rakuten Mobile, agregó que las conexiones abiertas de acceso por radio y las redes virtualizadas son bastante seguras, lo cual evitaría cualquier clase de espionaje.

Ante la propuesta, Jessica Rosenworcel, comisionada de la FCC comentó que este problema va más allá de las restricciones impuestas sobre empresas como ZTE y Huawei. El gobierno estadounidense debe tomar medidas para buscar independencia tecnológica, algo que han pedido en los últimos años, pero que se ha negado a aceptar.

“Estados Unidos debe adoptar el enfoque de radio abierta y proporcionar fondos federales para las empresas estadounidenses”, expresó la comisionada.