mujer con bolígrafo en la cabeza que parece tener mala memoria

¿Alguna vez te preguntaste por qué algunas personas parecen recordar mejor ciertas cosas que otras a pesar de que estuvieron en el mismo contexto? Un nuevo estudio sugiere que la causa podría estar en las multitareas que pueden afectar la atención y ocasionar fallas de nuestra memoria.

Algunas veces recordamos las cosas con mucha lucidez, mientras que en otras sentimos frustración porque por más que nos esforcemos, no logramos recordar. Los hallazgos de este nuevo estudio publicado en la revista Nature también parecen explicar por qué nos pasa esto.

Midiendo la atención a través de ondas cerebrales y diámetro de la pupila

Los investigadores querían dar respuesta a las preguntas planteados, y para ello se centraron en dos puntos clave: la atención y las multitareas de medios, que parecen influir mucho en nuestra memoria.

trabajaron con 80 personas con edades que iban de 18 a 26 años para examinar la influencia de los lapsos de atención con los recuerdos. Los voluntarios realizaron tareas cognitivas típicas, como recordar o identificar cambios en cosas que estudiaron previamente. Mientras tanto, los investigadores monitorearían su actividad cerebral usando electroencefalograma.

Había cierto énfasis en comprender un tipo de ondas cerebrales conocidas como alfa posterior, cuyos incrementos en la parte posterior del cráneo se han relacionado con lapsos de atención, divagaciones de la mente, distracción.

hombre con lentes prestando atención, algo que influye en la memoria
Prestar atención a una tarea en particular puede hacer que recordemos mejor los detalles después.

El equipo tenía interés en evaluar la relación entre el diámetro de la pupila y el desempeño en dichas tareas. Antes de este estudio, ya existía cierta evidencia que sugería que las constricciones en el diámetro de la pupila antes de una tarea están relacionadas con fallas en el desempeño.

También querían comparar la capacidad de las personas para mantener la atención, para lo cual las hicieron identificar un cambio gradual en una imagen. Luego, consideraron la capacidad multitarea entre los individuos. Para evaluarla, hicieron que los sujetos informaran qué tan bien podían desarrollar múltiples actividades, como enviar mensajes de texto en un celular o mirar televisión.

Una correlación entre la multitareas, la atención y la memoria

médico con cerebro entre sus manos
Una de las razones que puede explicar la memoria deficiente de algunas personas es la falta de atención y las multitareas de medios.

Finalmente, compararon el rendimiento de la memoria entre los participantes, descubriendo que los aspectos evaluados influyen en el desempeño de la memoria. Los individuos con menor capacidad de atención sostenida y multitareas de medios más complejos tuvieron un peor desempeño en las tareas de memoria que realizaron durante el experimento.

Los lapsos de atención evaluados a través de las ondas alfa posteriores y del diámetro de la pupila parecen estar correlacionados con menos señales neuronales. Al mismo tiempo, esto parece afectar la memoria, como indican los autores en su documento.

“Utilizando datos de recuperación de prueba a prueba, mostramos que los lapsos tónicos en la atención en el momento antes de recordar, evaluados por la potencia alfa posterior y el diámetro de la pupila, se correlacionaron con reducciones en las señales neuronales de la codificación de objetivos y la memoria, junto con el olvido del comportamiento”.

Sin embargo, estos lapsos de atención solo explican una parte del problema, y nos ayudan a comprender por qué algunas personas tienen mejor rendimiento de memoria que otras. Los autores reconocen que se trata de correlación, más o no una causalidad.

De modo que, a pesar de que la dinámica multitarea que desarrollamos con frecuencia no necesariamente sea la causa de los déficits de atención sostenida, y la consecuencia capacidad para recordar reducida.

En lugar de echar la culpa solo a los factores de atención y la realización de tareas simultáneas, los investigadores están considerando lo que pasa justo antes de la realización de la tarea. Otros factores, como la conciencia de la atención, la disposición a recordar y las limitaciones que aplicamos a las distracciones, pueden jugar también un papel clave en la forma en que recordamos.

Referencia:

Memory failure predicted by attention lapsing and media multitasking. https://www.nature.com/articles/s41586-020-2870-z