Satélite de SpaceX flotando en el espacio exterior

Hace meses comentábamos acerca de los avances de Starlink, el proyecto de SpaceX. Un plan desarrollado en forma de beta privada, enfocado en brindar internet satelital tanto en zonas pobladas como en las más remotas de nuestro planeta Tierra.

Tal parece que el proyecto está dando frutos. La empresa ha seleccionado a grupo de usuarios para que prueben la beta de Starlink.

SpaceX ha hecho del conocimiento de sus clientes más allegados que podrán formar de las pruebas a ejecutar por la compañía y experimentar la sensación de navegar usando internet satelital.

¿Qué esperar de la prueba de Starlink?

Como ya mencionamos, la compañía facilitará a determinados cliente la beta del producto, de modo que estos puedan probarla y hacerles llegar críticas y sugerencias en pro de mejorar.

Starlink es un proyecto que aún está en desarrollo, por ende los usuarios seleccionados pueden presentar algunos inconvenientes. ¿Cuáles?, podrían ser problemas de latencia, velocidad de carga y descarga. Una vez se hagan las pruebas serán los mismos usuarios, quienes releven esta información.

De lo que estamos seguro es que si SpaceX está lanzando esta muestra es porque está en una etapa avanzada, más temprano que tarde, el rango de pruebas se ampliará a más usuarios. Así que, estate atento.

¿Qué requisitos deben cumplir los usuarios partícipes de la beta?

Lo primordial es el dinero. Esta prueba no será gratis. El contado grupo de participantes deberá pagar a la compañía un pago inicial de 499 dólares.

Dicho pago incluye el valor de la instalación de una antena espacial, “trípode de montaje y un enrutador Wi-Fi”, entre otros. Posteriormente, los usuarios quedarán pagando una mensualidad de 99 dólares para continuar disfrutando del servicio.

Aunado a ello, los usuarios deberán usar la aplicación oficial de Starlink para configurar el sistema. Además de firmar un contrato aceptando la variabilidad del servicio, por ejemplo: las velocidades de transferencias no son fijas, pueden variar de 50 Mbps a 150 Mbps.

Situación que la compañía ha prometido mejorar en los próximos meses. “A medida que lancemos más satélites, instalemos más estaciones terrestres y mejoremos nuestro software de red, la velocidad de datos, la latencia y el tiempo de actividad mejorarán drásticamente”. Así lo expresó la compañía.