Foto de jeringa en su empaque sellado al vacío colocada junto al logo de la farmacéutica Pfizer.

En la actualidad, el virus pandémico, SARS-CoV-2, ya ha causado más de 41 millones de contagios y superado el millón de muertes. Mientras esto se da, los científicos y médicos trabajan a toda máquina para descubrir una forma de vencer al virus. Dentro de su propio intento, la farmacéutica Pfizer ha declarado que podría aún hacer llegar al mundo una vacuna contra el COVID-19 antes de que se acabe el 2020.

Pzifer podría surtir hasta 40 millones de dosis para este 2020

Ya hemos escuchado de los exitosos ensayos de las fases 1 y 2 de pruebas de Pfizer. Además, según un comunicado compartido por el CEO, Albert Bourla, se espera conocer detalles sobre la efectividad de la vacuna para fines de octubre.

A tan solo unos días de esta fecha no se sabe aún con seguridad si las pruebas podrán dar el visto bueno para que Pfizer oficialice su vacuna y la distribuya. Sin embargo, Bourla parece estar bastante confiado en la efectividad de su candidata. De hecho, ya ha comentado que el primer lote de vacunas contra el COVID-19 de Pfizer podría llegar antes de que se termine el año.

Para este caso, la primera carga constaría de unas 40 millones de dosis. Por su parte, para finales del primer trimestre del 2021 este monto casi se triplicaría para llegar a 100 millones más de dosis de vacunas contra el SARS-CoV-2.

Sobre Pzifer, las vacunas contra el COVID-19 y su distribución

Como sabemos, la farmaceuta ya ha tenido un par de exitosos ensayos de fase I y fase II para su vacuna candidata. Por este motivo, justo ahora se encuentra desarrollando su fase 3, para la que requieren un gran número de voluntarios.

En su comunicado del 16 de octubre, el CEO comentó que solo podrían tener los resultados finales para tener los permisos de la de FDA (Food and Drugs Administration) una vez que se contara con el número de voluntarios necesario.

Igualmente, tomando en cuenta los tiempos de estera, la empresa estadounidense comentó que probablemente lograría hacer la petición a la FDA a finales del mes siguiente. En su momento, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pareció presionar para que se apresurara sus salida antes de las elecciones en la primera semana de noviembre. Sin embargo, los tiempos de los ensayos hacen de esta afirmación algo imposible. Como una respuesta clara a esto, tenemos otro fragmento de la declaración de Bourla:

“Permítanme ser claro, asumiendo datos positivos, Pfizer solicitará el uso de autorización de emergencia en los EE. UU. Poco después de que se alcance el hito de seguridad en la tercera semana de noviembre. 

Sumado a esto, recientemente ha comentado que es “cautelosamente optimista” sobre el funcionamiento de su vacuna. Por el momento, por lo menos, los resultados favorables de sus pruebas parecen respaldar su creencia.

“Todos los datos contenidos en nuestra solicitud de EE.UU. serían revisados no solo por los propios científicos de la FDA, sino también por un panel externo de expertos independientes en una reunión pública convocada por la agencia”, comentó adicionalmente.

Pfizer en la actualidad

Debido a la situación del coronavirus, la farmacéutica ha estimado un impacto en sus ingresos generales de unos 500 millones de dólares. Según parece, la disminución de la demanda de fármacos en China y la merma de visitas médicas (no relacionadas con el COVID-19) en Estados Unidos fueron las acusantes principales de este problema.

Mientras tanto, Pfizer comentó un aumento en la demanda de su vacuna contra la tuberculosis, debido al interés renovado que el COVID-19 despertó en las personas por la vacunación contra enfermedades respiratorias. A pesar de sus pérdidas generales, la empresa parece estar subiendo de nuevo en la bolsa, lugar en el que sus acciones llegaron a aumentar 0,1% durante esta tarde (situándose en 37,97 dólares cada una).

Si todo sale bien para Pfizer y sus pruebas, estas pérdidas pronto serían opacadas por la demanda renovada que se producirá por su vacuna contra el COVID-19.