mujeres apoyadas en paredes de un hospital limpio

Un nuevo estudio publicado en la revista Nature Microbiology revela algo que podría cambiar la forma en que se limpian los centros de atención médica. Enterococcus faecium, una bacteria gastrointestinal resistente a los antibióticos, puede permanecer en los hospitales incluso después de una limpieza profunda.

Pacientes positivos para bacteria contraída en hospital

Enterococcus faecium, bacteria resistente muy común en los hospitales, incluso aunque se sometan a limpieza
Enterococcus faecium, una bacteria resistente a los medicamentos que se contrae con facilidad en los hospitales.

Los investigadores examinaron a 149 pacientes de hematología ingresados en el Addenbrooke’s Hospital, Cambridge University Hospitals NHS Foundation Trust. Durante seis meses, analizaron muestras de heces y muestras de hisopos mientras estuvieron en el hospital en busca de Enterococcus faecium, una bacteria que se contrae con frecuencia en los hospitales.

El personal del hospital llevó a cabo una limpieza profunda en una sala durante un período de tres días. Los investigadores tomaron muestras de los pacientes antes de que estos regresaran a dicha sala, sin embargo, los resultados sugirieron justo lo contrario.

Los resultados de los análisis revelaron que nueve por ciento de las muestras contenían la bacteria. Y tres días después de que los pacientes regresaran a la sala, alrededor de la mitad de los lugares que examinaron dieron positivo para al patógeno.

Más de un subtipo de bacteria resistente en el hospital tras la limpieza

Luego realizaron un análisis genómico adicional para examinar con mayor detalle la presencia de la E. faecium en los participantes. Sin este paso, hubiese sido muy difícil para los investigadores identificar la ruta de transmisión de la infección.

Y en este caso, los hallazgos fueron igual de preocupantes. Dentro de esta cepa bacteriana resistente a los antibióticos había varios subtipos, y no resultó raro encontrar más de uno de ellos en un mismo paciente.

Los cultivos sugirieron que 40 de 101 pacientes que proporcionaron dos o más muestras de heces dieron positivo para E. faecium después del ingreso al hospital. Mientras que el análisis genómico reveló que 64 de los 101 pacientes dieron positivo para la bacteria resistente en el hospital sometido a limpieza.

“Nuestro estudio se basa en observaciones previas de que las cepas de ‘E. faecium’ resistentes a los medicamentos pueden persistir en el entorno hospitalario a pesar de la limpieza estándar, si bien nos sorprendió más descubrir lo breve que fue el efecto de la limpieza profunda”.

Los autores explican que el hecho de que todos los casos estuvieran relacionados con otro paciente o con el entorno hospitalario revela que la limpieza realizada fue poco efectiva. Los pacientes seguramente habían contraído estas cepas de bacterias resistentes a múltiples fármacos mientras estaban en el hospital.

No es la primera vez que un estudio demuestra que la limpieza actual de los hospitales resulta insuficiente para eliminar por completo las bacteria resistentes. Por lo que esta nueva evidencia debe servir de incentivo para mejorar los procedimientos y tomar las precauciones pertinentes para proteger a los pacientes.

Referencia:

Quantifying acquisition and transmission of Enterococcus faecium using genomic surveillance. https://www.nature.com/articles/s41564-020-00806-7