agua en la luna

Como indicamos en nuestra nota previa, la NASA acaba de confirmar que el satélite de la Tierra, enigmático y venerado por la mayoría, tiene agua en su superficie. Con este magnítico descubrimiento, ahora el interés radica en comprender la historia detrás y, más importante aún, si esta agua en la Luna podría dar lugar a algún tipo de vida.

Los hallazgos se presentaron en dos estudios diferentes en la revista Nature Astronomy, y son de gran importancia en vísperas de los proyectos de exploración lunar planteados para los próximos años. ¿Podrían los astronautas toparse con algo más que roca y agua en la superficie de la Luna?

Trampas de hielo en la superficie de la luna

En el primer estudio, los investigadores usaron los datos del Lunar Reconnaissance Orbiter de la NASA para examinar las trampas frías en las que se acumula el agua en nuestro satélite. Y es que muchas de las sombras que decoran la superficie lunar cerca de sus polos podrían estar llenas de hielo, y este podría ser de gran utilidad para los astronautas en sus próximas misiones.

Los astrónomos creen que el agua lunar podría estar almacenada en forma de vidrio volcánico natural, o en colada entre granos microscópicos de polvo en sus rocas. De ser así, entonces esta podría estar muy bien protegida contra las temperaturas extremas del espacio sideral, lo que podría explicar por qué se ha mantenido a pesar de dichas condiciones.

“Las temperaturas son tan bajas en las trampas frías que el hielo se comportaría como una roca”, dijo Paul Hayne, profesor asistente en el Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial en CU Boulder. “Si el agua entra allí, no irá a ninguna parte durante mil millones de años”.

Una amplia extensión de la Luna tiene agua

De hecho, los investigadores creen que cerca de 40.000 kilómetros cuadrados de su superficie lunar tienen la capacidad de contener agua. Se trata de un área por demás significativa que resultó ser más del doble de la estimada anteriormente para el hielo en el satélite.

Este hallazgo pone en ventaja a los astronautas que participarán en la misión Artemis programada para 2022. Al llegar a la luna, los humanos necesitarán recursos, y la existencia de agua en su destino podría facilitar su trabajo “eliminando” una preocupación.

En el segundo estudio, los investigadores estudiaron el agua en la luna utilizando los datos del telescopio aéreo SOFIA (Observatorio estratosférico de astronomía infrarroja), también de la NASA.

Aquí confirmaron que la sustancia era en realidad agua y no hidroxilo unido a minerales en la superficie lunar, como se pensaba antes. Pero lo más interesantes es que confirmaron que el agua es abundante en las latitudes altas del sur de la Luna. Según indican en su artículo, la concentración está entre 100 y 400 partes por millón.

“Si estamos en lo cierto, el agua será más accesible para beber, para combustible de cohetes, todo para lo que la NASA necesita agua”, dijo Hayne en un comunicado. “Es posible que los astronautas no necesiten adentrarse en estas sombras oscuras y profundas… Podrían caminar y encontrar una que tenga un metro de ancho y que tenga la misma probabilidad de albergar hielo”.

¿Puede haber vida debido al agua en la Luna?

Ahora bien, hablamos de observaciones hechas desde la distancia. Para poder sacar conclusiones realistas y determinar si podría haber vida en la luna asociada a esta agua, aún es necesario tomar muestras de este hielo en la propia superficie lunar.

Por el momento, es muy pronto para saber si existe algún tipo de vida en la luna relacionada con el agua descubierta en su superficie. Sin embargo, donde hay agua, hay una alta probabilidad de que haya vida, por lo que existe mucho interés en avanzar con las investigaciones para comprender mejor su presencia.

Hay muchas preguntas que la literatura, las películas y la misma ciencia han planteado y que aún no tienen respuesta. Puede que sea exagerado encontrar vida humana, pues ya sabemos que vivimos bajo condiciones muy específicas. ¿Pero qué hay de otros organismos?

Aún es necesario encontrarse físicamente con este hielo y analizarlo, y para ello es necesario contar con rovers o misiones con astronautas como Artemis. Y aunque estamos muy cerca de lograrlo, es probable que tengamos que esperar un buen tiempo antes de obtener respuestas.

Referencias:

Tiny moon shadows may harbor hidden stores of ice. https://www.colorado.edu/today/moon-water

Molecular water detected on the sunlit Moon by SOFIA. doi: 10.1038/s41550-020-01222-x

Micro cold traps on the Moon. doi: 10.1038/s41550-020-1198-9