Logo de Microsoft Edge

Este próximo mes, Microsoft lanzará una nueva actualización del navegador Edge, esta será conocida bajo el número 84. Con ella, la compañía se trae “grandes cambios”. Windows exigirá a sus usuarios que dejen de usar Internet Explorer.

¿Cómo lo hará?, comenzando por negar el acceso a 1.156 sitios web desde este obsoleto navegador. Plataformas de uso frecuente como YouTube e Instagram encabezan esa lista.

De intentar acceder a algunas de esas direcciones, se activará el proceso Edge, este se abrirá inmediatamente, así usted no haya ejecutado esa acción. En el sitio de Microsoft se lee lo siguiente:

“Ha sido redirigido a Microsoft Edge, donde puede continuar navegando sin interrupciones.

Para continuar navegando sin problemas en Microsoft Edge, importe sus datos y configuraciones desde Internet Explorer.

Si encuentra un sitio que necesita Internet Explorer, puede cargar ese sitio en modo Internet Explorer sin tener que salir de Microsoft Edge.”

La intención de Microsoft es educar a aquellos usuarios renuentes que se han opuesto al cambio, para que de una vez por todas dejen de usar el viejo Internet Explorer, y le den la bienvenida al nuevo Edge Chromium, un navegador adaptado al motor de búsqueda de Google.

Un archivo BHO será el responsable de forzar a los usuarios a utilizar Edge

Un archivo BHO es un complemento de Internet Explorer. Este se encarga de monitorear los sitios web visitados por el usuario dentro de este navegador. Si ese sitio visitado está en la lista de los 1.156 no autorizados por Microsoft, el sistema optará por redireccionar al usuario a Edge.

Para cumplir con dicho propósito, Windows ha estado instalando minuciosamente mediante paquetes de actualización un DLL conocido como ie_to_edge_bho.dll. Claramente el nombre da atender la migración propuesta por la compañía.

Así pues, con esta medida Microsoft busca posicionar a Edge como uno de los mejores de navegadores.

Inclusive, en marzo, este renovado navegador ya había superado a Firefox, abarcando un 7.6% del mercado. Muy por debajo de Google Chrome que ocupa casi el 70%, pero con un impulso prometedor.

Ahora con esta nueva disposición, se espera que ese porcentaje aumente y cumpla con los pronósticos de la compañía.