Si hay alguien que podría ser considerado el sucesor de Alan Turing, este es John McCarthy. Este informático se encargó de ser el pionero de la Inteligencia Artificial tal y como la conocemos, pues incluso fue el responsable de acuñar el término.

McCarthy nació en Boston durante la Gran Recesión en el seno de una familia humilde de emigrantes europeos. No tenían mucho dinero, por lo que tuvo que arreglársela para trabajar y poder ayudar a su familia, sobre todo debido al delicado estado de salud de su hermano pequeño. Debido a esto, tuvieron que mudarse a Los Ángeles.

Una vez ahí, y motivado a su pasión por aprender, McCarthy pidió libros usados en el Instituto de Tecnología de California para leer al respecto. Tuvo que estudiar de forma independiente y trabajar de forma simultánea para costear sus gastos.

Una vez que pudo ingresar formalmente al instituto, había estudiado tanto de forma autónoma que le permitieron saltarse los dos primeros cursos. Así, en el año 1948 ya era licenciado en Matemáticas y obtuvo el título de doctorado en 1951.

Dándole forma a la Inteligencia Artificial

Participantes de la Conferencia de Dartmouth
Conferencia de Dartmouth, 1956.

Cinco años después, McCarthy, junto a expertos como Marvin L. Minsky, Nathaniel Rochester y Claude E. Shannon, organizó la conferencia de Dartmouth, un evento que tenía como objetivo sentar las bases acerca de la Inteligencia Artificial, término que acuñó este experto durante su discurso en el evento.

En la introducción de dicho encuentro, los expertos acordaron lo siguiente:

“El estudio es para proceder sobre la base de la conjetura de que cada aspecto del aprendizaje o cualquier otra característica de la inteligencia puede, en principio, ser descrito con tanta precisión que puede fabricarse una máquina para simularlo. Se intentará averiguar cómo fabricar máquinas que utilicen el lenguaje, formen abstracciones y conceptos, resuelvan las clases de problemas ahora reservados para los seres humanos, y mejoren por sí mismas”.

Así, McCarthy se convirtió en el pionero de la Inteligencia Artificial al convertir este campo en una nueva área de estudio y, además, al continuar aportando al respecto durante el resto de su vida. De hecho, poco después de la conferencia de Dartmouth, junto con Minsky fundó el Laboratorio de Inteligencia Artificial del MIT en 1957.

Un nuevo lenguaje de programación

Lenguaje de programación Lisp

McCarthy logró desarrollar el Lisp, una familia de lenguajes de programación que es catalogada como la segunda de alto nivel y de mayor antigüedad.

Este se desarrolló como una notación matemática práctica para los programas de computadora y rápidamente se convirtió en el lenguaje de programación más utilizado en los estudios de Inteligencia Artificial. Este lenguaje es el pionero de muchas ideas en las ciencias de la computación.

Con este lenguaje de programación, se logró que algunas computadoras IBM de los años 50 jugaran ajedrez. Además, gracias a él, McCarthy desarrolló el tiempo compartido, es decir, que varias personas pudieran conectarse a un ordenador central, convirtiéndose en uno de los pilares para la creación del Internet.

Uno de los objetivos de la carrera de McCarthy era desarrollar un ordenador capaz de pasar el test de Turing, el cual consiste en que un humano le haga preguntas a un ordenador y no pueda decir a ciencia cierta si quien le responde es otro humano o una máquina. Sin embargo, nunca fue capaz de superarlo, e incluso hoy en día ningún ordenador ha podido aprobar dicho test.

Sin embargo, sus aportes fueron tan valiosos para este campo que en 1971 fue galardonado con el Premio Turing, el cual homenajea a quienes hayan hecho aportes trascendentales al área de las ciencias computacionales.

McCarthy es uno de los personajes más importantes en el área de la informática, y aunque no pudo cumplir su sueño por completo, definitivamente logró dar el primer paso hacia un mundo en donde la tecnología, algún día, llegará a ser casi tan compleja como la mente humana.