comunidad de mujeres con camisas rosas contra el cáncer de mama

Las redes sociales son un arma de doble filo en lo que respecta a comunicación. Sin embargo, muchos usuarios pueden usarlas para conectar con otros que viven situaciones similares. Por ejemplo, un nuevo estudio en Journal of Patient-Centered Research and Reviews revela que cada vez más personas con cáncer de mama recurren a una comunidad en línea en Twitter en busca de apoyo y educación.

9 años de publicaciones de Twitter con #BCSM

A pesar de su vínculo con la desinformación, las redes sociales son una pieza clave en la comunicación en nuestros tiempos. A través de ellas, podemos conectar con personas en otra ciudad, país, estado o continente con gustos y opiniones similares, e incluso encontrar apoyo cuando pasamos por un mal momento.

La evidencia de ello la tienen los investigadores de la Universidad de California, Los Ángeles, que revisaron las publicaciones de Twitter con el hashtag #BCSM, alusivo a las iniciales de Breast Cancer Social Media (Redes Sociales de Cáncer de Mama).

La etiqueta fue creada por dos sobrevivientes de cáncer de mama y apareció por primera vez en 2011. Desde entonces, se usó para crear publicaciones informativas semanales dirigidas a otros pacientes con dicha afección.

Los investigadores revisaron los tuits publicados con esta etiqueta entre el 1 de enero de 2011 y el 1 de enero de 2020, recopilando nueve años de información. Para ello, utilizaron Symplur, un programa de análisis se usa con frecuencia para estudiar tendencias en Twitter en materia de salud.

Pacientes con cáncer de mama reciben apoyo e información en comunidad de Twitter

Así descubrieron que #BCSM fue utilizado más de 830,000 veces por más de 75,000 cuentas de Twitter diferentes. Solo en 2019, se usó 145.600 veces, lo que representa un aumento del 424 por ciento desde 2011, donde solo apareció 27.700 veces.

La Dra. Deanna Attai, una de las moderadoras del grupo desde hace años, dice que muchas personas se han unido a la comunidad en línea #BCSM porque esta les suministra información y apoyo.

Médicos se compenetran con la experiencia de los pacientes de cáncer de mama

Otro hallazgo interesante fue que no solo los pacientes y familiares de pacientes siguen esta etiqueta, sino también los profesionales de la salud. En 2011, 96 profesionales formaban parte de la comunidad, pero en 2019 ya contaban con más de 3,000.

De modo que el beneficio no lo reciben únicamente los pacientes, sino también los profesionales que los atienden, ya que tienen una imagen más clara de lo que viven fuera del consultorio.

“A menudo vemos a los pacientes en un entorno muy diferente. En comparación con nuestras interacciones en la sala de examen, en línea es una forma más cruda y sin adornos de ver por lo que realmente están pasando los pacientes”.

Attai destaca que gracias a esta comunidad en línea, los profesionales han logrado corregir conceptos erróneos que les permiten orientar de mejor manera a las personas con cáncer de mama.

De hecho, estas podrían incluso proporcionar ideas para investigaciones que puedan proporcionar respuestas oportunas y relevantes para los pacientes. “Los médicos tenemos mucho que aprender de las comunidades de pacientes en línea”, concluyó.

Referencia:

A History of #BCSM and Insights for Patient-Centered Online Interaction and Engagement. https://institutionalrepository.aah.org/jpcrr/vol7/iss4/3/