imagen del exoplaneta Neptuno Caliente junto a su estrella
A la izquierda, Neptuno Caliente, y a la derecha, su sol. Crédito: Ethen Schmidt/ Universidad de Kansas.

El universo está lleno de objetos muy variados y misteriosos, y los humanos, desde la distancia, hacemos lo posible por conocerlos y comprenderlos. Tal es el caso de “Neptuno Caliente”, un exoplaneta con condiciones tan inusuales que no debería existir.

Recientemente, los astrónomos de la Universidad de Kansas examinaron los datos recolectados por los telescopios de la NASA para describirlo. En su artículo Astrophysical Journal Letters retratan por primera vez en la historia la atmósfera de este objeto tan peculiar descubierto el año pasado.

LTT 9779b, un exoplaneta apodado Neptuno Caliente

LTT 9779b, apodado Neptuno Caliente, es uno de los primeros planetas del tamaño del enano Neptuno en la misión de caza de planetas TESS de la NASA. Dada su peculiaridad, los investigadores decidieron recolectar toda la información registrada hasta ahora por los telescopios TESS y Spitzer para describirlo.

Analizaron la composición atmosférica midiendo la cantidad de luz infrarroja que emitía el planeta cuando giraba 360 grados sobre su eje. Recordemos que la luz infrarroja es una referencia para medir la temperatura e identificar zonas calientes y frías.

Para sorpresa de los astrónomos, el planeta resultó ser mucho más frío de lo que esperaban. A diferencia de la Tierra, donde hace más calor en la tarde, en el exoplaneta Neptuno Caliente hace más calor aproximadamente al mediodía.

Lo curioso es que el exoplaneta recibe enormes cantidades de radiación. Según Ian Crossfield, profesor asistente de física y astronomía, “está intensamente irradiado por su estrella”; esto hace que su temperatura supere los 3,000 grados Fahrenheit.

Es mucho más caliente que Mercurio en nuestro sistema solar. Lo realmente sorprendente para el equipo es que su atmósfera no se haya evaporado por completo bajo esas condiciones. Los autores dicen que materiales como el plomo, el platino, el cromo y el acero inoxidable se derretirían tan solo con entrar en contacto con su atmósfera.

Condiciones poco idóneas para la vida

Además, LTT 9779b gira sumamente rápido, muchas veces más rápido que la Tierra. De hecho, en la descripción mencionan que un día dura menos de 24 horas. No debería extrañarnos tampoco que no tenga una superficie sólida.

Dicho esto, no ya muchos habrán llegado a la misma conclusión que los autores. Este Neptuno Caliente definitivamente no cumple con las condiciones para una futura colonización humana.

A pesar de ello, el autor principal considera que el estudio del exoplaneta Neptuno Caliente puede ser de gran utilidad para los humanos. Y es que, aunque es poco probable que forme parte de la lista de hogares potenciales fuera de la Tierra, puede ayudar a perfeccionar técnicas que servirían para estudiar otros planetas más acogedores para la humanidad.

Referencia:

New study details atmosphere on ‘hot Neptune’ 260 light years away that ‘shouldn’t exist’. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2020-10/uok-ns102320.php