Vista de la sede de Microsoft con un árbol en primer plano

A principios de año, Microsoft había anunciado un Fondo de innovación climática, valorado en 1000 millones de dólares. Dicho proyecto se basa en buscar soluciones tecnológicas que reduzcan o eliminen las emisiones de dióxido de carbono, con el propósito de combatir uno de los agentes contaminantes que más daño le han ocasionado a nuestro planeta.

Para darle continuar a esa iniciativa, este 22 de octubre Microsoft anunció que planea usar un combustible más limpio en sus viajes comerciales. Con respecto a este plan, en enero, Satya Nadella, CEO de Microsoft comentaba que:

“Si la última década nos ha enseñado algo, es que la tecnología construida sin estos principios puede generar más daños que beneficios”.

Con este anuncio se reafirma el compromiso de la compañía en pro de contribuir con el medio ambiente, y reducir en la medida de posible los gases con efecto invernadero.

Un combustible a base de aceite de cocina

Recordemos que un combustible es un material que al inflamarse tiende a emitir energía en forma de gases que dañan nuestra atmósfera, haciéndola más vulnerable frente al cambio climático, lo cual atenta contra nuestra sustentabilidad.

Pensando en eso, Microsoft ha decidido asociarse con SkyNRG, una empresa holandesa líder en “combustible de aviación sostenible”. Esta compañía proveerá a Alaska Airlines de un material más limpio que no causa tanto daño al planeta.

Se trata de aceite de cocina. Suena curioso, pero este material se compondrá de sustancia grasas, que bien pueden ser nuevas o usadas.

Ese aceite proveniente de restaurantes, establecimientos de comida rápida e incluso de nuestras cocinas podría ser de gran valor para estas empresas ambientalistas. Así pues, este nuevo combustible se convierte en una alternativa al diésel y la gasolina.

Un agente menos contaminante

Justine Calma de The Verge comenta que “el combustible podría emitir un 75 por ciento menos de emisiones de CO2”, en comparación con el queroseno usado en los aviones comunes. Sin embargo a pesar del pensamiento verde de la compañía, de su buena fe por llegar carbono cero, aún no existen tecnologías que eliminen la presencia de estos de gases del medio ambiente.

Recordemos que en uno de nuestros artículos comentamos que la mejor manera de hacerle frente  esta situación es eliminando gradualmente el uso de combustibles fósiles, como al petróleo, gas natural y el carbono.