Logo de Nvidia sobre un fondo negro

Hace meses comentamos que Nvidia adquiriría sucursales de ARM por un monto de 40 mil millones de dólares. Dicho acuerdo haría de la empresa reconocida por desarrollar GPUs, una de las más importantes en el mundo tecnológico, apropiándose de gran parte del mercado de semiconductores.

Sin embargo, esta particularidad ha causado preocupación en China, país que ha manifestado no estar de acuerdo con el avance del mismo. Todo ello motivado por las disputas legales entre empresas asiáticas y el gobierno de los Estados Unidos, lo cual aventajaría a su contraparte en la guerra tecnológica que mantienen.

Inclusive, se rumora que estas firmas han movido sus piezas para que la Administración Estatal para la Regulación del Mercado(SARM), agencia del gobierno chino, refute dicho convenio o fije cláusulas que les permitan tener igualdad de condiciones en el “acceso la tecnología ARM”.

¿Qué dice Nvidia sobre el rechazo de China?

Al respecto, Jensen Huang, CEO de Nvidia ha dicho que confía que el convenio se lleve a cabo, y que la fusión de estas dos empresas, representa una nueva era tecnológica, que abrirá el camino para otras organizaciones del mercado.

Asimismo, representantes de la empresa comentan que mantendrán su neutralidad, aun adquiriendo ARM, y seguir atendiendo a sus principales clientes como hasta ahora lo han venido haciendo, sin caer en parcialidades.

La cuestión acá es que este argumento no termina de convencer al gobierno chino y muchos menos a las compañías asiáticas que dependen en su mayoría de los chips fabricados por ARM Holdings, entre ellas Huawei.

No obstante, Nvidia tendrá que esperar que los entes afines al caso lleguen a una decisión respecto a la firma. Hablamos de Estados Unidos, Europa, Reino Unido, Unión Europea y nuestro país opositor, China.

De lo que estamos seguros, es que de completarse el acuerdo con SoftBank, Nvidia se abrirá camino en el campo de los semiconductores, y mucho más, en inteligencia artificial y servicios en la nube.