Campeón mundial de yoyo en programa de Telemundo

Mientras que el mundo considera que los únicos deportes “importantes” contemplan el fútbol, el fútbol americano, el tenis, el béisbol y hasta el golf, Netflix está listo para darle protagonismo a las competencias más inusuales a nivel mundial, como el yoyo. 

‘We Are The Champions’ es la nueva propuesta del gigante del streaming que se estrenará el próximo 17 de noviembre, donde Rainn Wilson actúa como narrador y como productor ejecutivo del programa. 

Dirty Robber es uno de los productores de la serie que en esta primera temporada nos presentará los “desafíos” que incluye formar parte de competencias tan inusuales como comer chilli, hacer peinado de fantasía, hacer saltos de rana y hasta hacer que los perros bailen. 

Deporte para los más diferentes

Sin duda alguna, ‘We Are The Champions’ no es el típico programa que un hardcore fanático del béisbol preferirá por encima de las grandes ligas. Sin embargo, es una serie destinada a celebrar la rareza y hasta a encontrar la belleza en la idiosincrasia de cada quien, o así lo afirmó el propio Wilson.

“Como autoproclamado experto en lo poco convencional, estoy emocionado de presentarles a los espectadores a estos competidores de un mundo pequeño con sueños de un gran mundo porque, en este momento, todos podríamos usar un héroe, ya sea un perro que baila o el Campeón del mundo de YoYo”.

Por su parte, Brian Golden Davis, Nick Frew y Martin Desmond Roe, son productores ejecutivos y directores de la serie, mientras que Chris Uetwiller es productor ejecutivo. Este último, quien es director ejecutivo de Dirty Robber, aseguró que “la salsa secreta del programa es la narración”.

“El entusiasmo y la pasión de los campeones son tan maravillosamente contagiosos y edificantes que, como espectador, uno no puede evitar conmoverse, y quién diría que la gente alguna vez se conmovería con el queso enrollado”.

Definitivamente, ‘We Are The Champions’ es una propuesta refrescante y diferente que vale la pena ver en un fin de semana de esos, “tranquilos”.