productos con diferentes formas de exfoliar la piel

Todos, o casi todos, nos sentimos muy bien después de un baño reconfortante con productos que dejen nuestro cuerpo limpio, oloroso y suave. ¿Pero cuántos lo hacen correctamente? ¿Te has preguntado alguna vez cuál es la mejor forma de limpiar y exfoliar tu piel?

Algunos expertos en dermatología han proporcionado información muy curiosa sobre este tema, y puede que muchos se sorprendan de cuán ignorantes fueron. ¿Jabón en barra, esponja vegetal, toallas? Ya lo veremos.

¿Qué es la exfoliación?

diferentes productos para exfoliar la piel
Existen muchos métodos para exfoliar la piel, pero no todos son adecuados.

Antes que nada, definamos los términos, pues probablemente muchos aún no los tengan claros, o tengan ideas erradas. La dermatóloga Dr. Erum Ilyas explica que la exfoliación es el proceso en el que eliminamos el exceso de células muertas, aceites y queratina que se acumula en nuestra piel.

Como mencionamos al principio, a la larga, estos pueden ocasionar enfermedades como el acné o hacernos lucir secos y apagados, casi como figuras mal esculpidas. Así que el objetivo de la exfoliación es eliminar estos cúmulos “para tratar y prevenir el acné y darle a la piel un ‘brillo’ al revelar la piel que se esconde detrás de esta capa”.

Pero un dermatólogo de California, el Dr. Tsippora Shainhouse, plantea un beneficio adicional de exfoliarnos: permitir la absorción de otros productos que favorecen nuestra piel. Citando sus palabras, este proceso puede hacer que los cosméticos que contienen vitaminas:

“funcionen de manera más eficiente, ya que pueden llegar a las células más nuevas y saludables, lo que puede estimular el crecimiento de colágeno nuevo y ayudar la piel se ve más brillante y ‘resplandeciente'”.

Sin embargo, no todos los métodos son eficaces, y muchas veces, la desinformación o exceso de fé, nos puede llevar a confiar en recomendaciones que pueden llegar a ser nocivas. En pocas palabras, no podemos exfoliarnos con cualquier cosa áspera que se nos atraviese en el camino, ni mucho menos con muchos productos populares con otros usos.

¿Es la esponja vegetal la mejor forma de exfoliar la piel? Parece que no

Las esponjas vegetales constituyen una de las herramientas de baño más utilizadas, y esto no necesariamente sea bueno. Volvemos a nuestra ley de vida: todo con su debido equilibrio.

Pasar las esponja vegetal por nuestro cuerpo y cara todos los días no es para nada saludable; los expertos dicen que con dos veces por semana es más que suficiente. No, mientras más fuerte y frecuente, no es mejor, y Ilyas nos explica la razón:

“La exfoliación mecánica y otros limpiadores físicos pueden crear pequeñas lágrimas en la piel, irritar la piel, eliminar los aceites protectores y dañar la barrera protectora de la piel, lo que podría provocar la pérdida de hidratación y una mayor sensibilidad a los productos tópicos”.

Pero el problema no se limita únicamente a la textura áspera que arrasa con los aceites y mugre de nuestra piel, sino también a que estos se quedan acumulados en la esponja con el tiempo. Ilyas dice que varios estudios han demostrado que las esponjas de lufa acumulan una gran cantidad de bacterias.

exfoliantes físicos piel gránulos
Usar productos con gránulos, o agregar azúcar o cáscaras de nueces a limpiadores son formas de exfoliación saludables.

Y si juntamos la agresividad con las bacterias, entonces tenemos las siempre odiadas infecciones. La dermatóloga dice que ha tenido pacientes tan fanáticos y agresivos con los cepillos y esponjas para exfoliar el rostro que desarrollaron impétigo, una infección con estafilococos.

La única forma en la que podríamos presumir el uso de esponjas vegetales como la mejor forma de exfoliar la piel es lavándola con frecuencia con una solución de lejía. ¿Estarías dispuesto a hacerlo?

Ahora bien, si preferimos exfoliantes físicos que nos den una verdadera sensación de limpieza, tenemos también otras opciones. Podemos agregar gránulos, azúcar, semillas o cáscaras de nuez a un limpiador certificado y esto puede ayudar a eliminar la acumulación de suciedad en nuestra piel. La gran ventaja de estos es que son menos agresivos y poco a poco se deshacen en el fluido y el agua.

¿Podemos exfoliar nuestra piel con jabón en barra?

Muchos pensaban que el jabón era mucho menos higiénico que la esponja, pero vemos que la historia definitivamente es otra. Incluso existen productos de este tipo que pueden ayudarnos a exfoliarnos sin necesidad de recurrir a métodos tan agresivos como el anterior, solo usando las manos.

Existen jabones que contienen “exfoliantes químicos” como “alfa hidroxiácidos, beta hidroxiácidos o enzimas”, dice Ilya. Estos están diseñados para “disolver las grasas o lípidos en las capas superficiales de la piel para ayudar a eliminar las células muertas y los subproductos de estas células, como la queratina y el sebo o el aceite”.

Aún con estas opciones, el jabón en barra no es la mejor forma de exfoliar la piel, ya que muchos de ellos también pueden contener componentes con potencial de resecarla. La Dra. Fayne Frey, dermatóloga de Nueva York, explica que el jabón “puede limpiar la piel de manera muy eficaz”, pero “también elimina los lípidos y proteínas necesarios para mantener una piel sana”.

“El verdadero jabón puede resecar e irritar mucho, especialmente para aquellos con piel sensible o pacientes que padecen ciertas afecciones de la piel, como eczema o psoriasis”, añade. Es decir, la relación riesgo-beneficio sigue sin parecer demasiado buena con esta opción, a menos que el jabón esté diseñado especialmente para pieles sensibles.

Un punto intermedio: un jabón con exfoliantes

En este punto quizás te estés preguntando si en realidad deberías continuar exfoliando tu piel. Por fortuna, no todo está perdido y siempre hay opciones que permiten marcar nuestro punto de equilibrio. En este caso, se trata de una que incluye ambas alternativas: un jabón líquido con exfoliantes, o una barra de jabón áspera.

“Si desea utilizar un exfoliante suave, entonces quédese con los que se lavan por el desagüe y no se reutilizan, como exfoliantes de azúcar, exfoliantes de albaricoque, etc.”, explica Ilyas.

Mientras que Shainhouse nos orienta sobre cómo escogerlos. La mejor forma de exfoliar la piel es usar jabones con ingredientes humectantes como ácido hialurónico o hialuronato de sodio, glicerina, vitamina E y manteca de karité. Aunado a ello, la forma en que lo hacemos es importante. Humectar entre uno y tres minutos después de la dicha y secar la piel con palmadas en lugar de frotarla con la toalla.

Referencia:

The Dirty Truth about What Loofahs Do to Your Skin. https://www.dollarshaveclub.com/content/story/the-dirty-truth-about-what-loofahs-do-to-your-skin