mosquito iluminado con luz artificial sobre piel humana

Algo tan simple con exponerse a la luz artificial durante la noche puede hacer que los mosquitos se sientan más tentados a picarte. Los investigadores de la Universidad de Notre Dame dicen que este factor aumenta de forma anormal el comportamiento de esta especie, acostumbrada a picar de día.

Aedes aegypti, un mosquito siempre dispuesto a picar a los humanos

El Aedes aegypti, mejor conocido como el mosquito del dengue, suele volar y picar temprano en la mañana y al final de la tarde. Sin embargo, los niveles de contaminación lumínica podrían estar afectando sus horarios de trabajo y, por consiguiente, la transmisión de enfermedades como el dengue, la fiebre amarilla, el chikungunya y Zika.

Tal como indica Giles Duffield, profesor asociado en el Departamento de Ciencias Biológicas de dicha universidad, “este es un problema potencialmente muy válido que no debe pasarse por alto”.

Y es que, este es diferente a otras especies que se encuentran en bosques y emergen ocasionalmente para alimentarse de humanos. Aedes aegypti evolucionó junto a ellos y su sangre constituye su principal fuente de alimento, por lo que no descartarán la posibilidad de picarlos.

Luz artificial estimula el interés de los mosquitos por picar

Los investigadores se interesaron por determinar el papel de la contaminación lumínica en el comportamiento de picadura de estos insectos, y para ello desarrollaron un experimento peculiar.

El primer autor del estudio, Samuel SC Rund, científico del Departamento de Ciencias Biológicas, liberó de sus jaulas a varios mosquitos Aedes aegypti y permitió que lo picaran en los brazos. Las condiciones fueron controladas: durante el día, la noche, y bajo exposición a luz artificial leve.

Descubrió que 29 por ciento de los mosquitos que no se expusieron a la luz prefería alimentarse de noche, lo que coincide en cierta forma con lo plasmado en la literatura hasta ahora. Sin embargo, 59 por ciento de los mosquitos expuestos a luz artificial se alimentaron de sangre humana.

El estudio destaca que los mosquitos hembras, los únicos que pican a los humanos, tenían el doble de probabilidades de picar o alimentarse de sangre humana por la noche bajo exposición a luz artificial.

Usar mosquiteros durante la noche

Y aunque suena como algo curioso, pero de poca importancia, en realidad puede tener repercusiones importantes en las estrategias de prevención de enfermedades. Por ejemplo, los mosquiteros suelen colocarse en las noches para evitar las picaduras de un género diferente de mosquitos, Anopheles. Sin embargo, este estudio sugiere que también debería implementarse en zona con poblaciones abundantes de Aedes aegypti.

“El impacto de esta investigación podría ser enorme y probablemente se haya pasado por alto”, dijo Duffield. “Los epidemiólogos pueden querer tener en cuenta la contaminación lumínica al predecir las tasas de infección”.

Ahora los investigadores examinarán el efecto de otras variable de luz artificial para comprender con mayor profundidad su influencia en la actividad de picadura; entre ellas, duración de la luz, intensidad, color, hora de la picadura.

Referencia:

Artificial Light at Night Increases Aedes aegypti Mosquito Biting Behavior with Implications for Arboviral Disease Transmission. http://www.ajtmh.org/content/journals/10.4269/ajtmh.20-0885