pica americana cubriéndose del sol bajo una piedra

Algunas especies son más resistentes que otras a los cambios que ocurren en su hábitat, lo cual es positivo para su supervivencia. Tal es el caso de la pica americana, un pariente diminuto de los consejos, que se encuentra en peligro de extinción debido al cambio climático.

Sin embargo, un nuevo estudio publicado en Journal of Mammalogy sugiere que este simpático animal en realidad es resistente a las temperaturas cálidas, mucho más de lo que se pensaba.

El hábitat natural de las picas americanas

pica americana buscando sitios más altos
La pica americana busca sitios cada vez más altos para huir de las altas temperaturas causadas por el cambio climático.

La literatura previa establece que las picas americanas (Ochotona princeps) suelen vivir en hábitats frescos, como montañas, bajo rocas y cantos rodados. También plantea que estos animales son sensibles a las altas temperaturas, por lo que el calentamiento global podría suponer un grave problema para su supervivencia.

Los investigadores dicen que, conforme aumente la temperatura de la Tierra, las picas tendrán que moverse a zonas cada vez más altas. Pero poco a poco podrían quedarse sin hábitat, lo que los llevaría la extinción. Sin embargo, la mayoría de los estudios que han generado alarmas sobre su peligro de extinción han sido relativamente pequeños, lo que dio pie a una investigación más profunda.

Pica americana resiste las temperaturas del cambio climático

Andrew Smith, un profesor de la Universidad Estatal de Arizona, ha estudiado el pica americana durante más de 50 años. En su última revisión, se topó con algo realmente esperanzador, considerando que estudios previos habían catalogado a esta especie como en peligro de extinción.

A diferencia de lo que se creía, esta especie ha poblado de manera abundante las principales montañas del oeste de América del Norte. Pero lo que en realidad llamó la atención del investigador fue no encontrar ninguna señal de que el cambio climático fuera el causante de su migración a sitios más altos.

Un estudio reciente consistió en evaluar 3,250 sitios en la Gran Cuenca, y para sorpresa de muchos, los pilas estaban ocupando más del 73 por ciento del hábitat estudiado. Destaca el hecho de que los sitios que están ocupando actualmente tienen más o menos las mismas características climáticas que los sitios en los que ya no se encuentran.

De modo que la situación en realidad no es tan preocupante como se pensaba, y de hecho, podrían tener una elevada capacidad de adaptación. Ni siquiera es descabellado pensar que las picas pueden tolerar un conjunto de condiciones de hábitat mucho más amplio.

Esta especie podría sobrevivir incluso en sitios cálidos y de baja elevación, como ha revelado el último estudio. Como evidencia, Bodie California State Historic Park, Mono Craters, Craters of the Moon National Monument and Preserve, Lava Beds National Monument y Columbia River Gorge, todos sitios calientes y de baja elevación, tienen poblaciones de picas.

Pérdida gradual de ciertas poblaciones de picas americanas

Pero esta aparente resistencia a los cambios de temperatura no descarta que algunas poblaciones hayan desaparecido en ciertos hábitats. Según Smith, la mayoría de los casos documentados de pérdida local de sus poblaciones han ocurrido en parches de hábitat pequeños y aislados.

Sin embargo, reconoce que las picas americanas tienen una capacidad relativamente pobre para dispersarse entre áreas. En vista de ello, es poco probable que vuelvan a colonizar los hábitats en los que se extinguieron.

“A pesar de la salud general de las picas en su área de distribución, estas pérdidas representan una calle de un solo sentido, lo que lleva a una pérdida gradual de algunas poblaciones de pica. Afortunadamente para las picas, su hábitat de astrágalo preferido en las principales cordilleras montañosas es más grande y contiguo, por lo que el riesgo general para esta especie es bajo”.

En conclusión, parece que las picas están cambiando su comportamiento están cambiando sus comportamientos para tolerar mejor el cambio climático. Por el momento, el pronóstico no es tan desfavorable para ellos.

Referencia:

American pikas show resiliency in the face of global warming. https://asunow.asu.edu/20201013-american-pikas-show-resiliency-face-global-warming

Conservation status of American pikas (Ochotona princeps). https://academic.oup.com/jmammal/advance-article-abstract/doi/10.1093/jmammal/gyaa110/5917619