Brian May, la leyenda del rock que también es genio de la astrofísica

Brian May, no solo es conocido por ser una leyenda del rock, sino por ser un genio de la astrofísica.

El famoso guitarrista de Queen, nació en Hampton, Inglaterra, en 1947. Hijo de Harold y Ruth May. Desde pequeño mostró interés por la música y la astronomía. A la edad de 7 años recibió una guitarra acústica como regalo. Este instrumento avivó su amor por un género que más adelante se convertiría en una de sus pasiones, el rock.

May era excelente estudiante. Sus buenas calificaciones le permitieron matricularse en el Imperial College, una de las universidades más prestigiosas de Londres. Allí estudió Física y Astronomía. Además de formar su primera banda llamada Smile, junto a Tim Staffel.

En 1970, Staffel deja la banda y se une un nuevo integrante, Farrokh Bulsara, conocido como Freddie Mercury. Quién tiempo después insistiría en renombrar la banda, bautizándola cómo Queen.

Brian May, el astrofísico, junto al resto de los integrantes de la banda Queen
Brian May y demás integrantes de la banda Queen

Brian May Guitars

Es el nombre de la compañía de May, que diseña y fabrica guitarras bajo su nombre. El inicio de este proyecto se remonta al año de 1963, cuando apenas contaba con 16 años y de la mano de su padre deciden crear una guitarra eléctrica, ya que “con su acústica se sentía limitado”.

Trabajaron arduamente en este proyecto y la final obtuvieron los resultados deseados, la Red Special, conocida también como “The Old Lady”  en español “La vieja dama”.

Red special, la guitarra de Brian May
Red special, la guitarra de Brian May

Hoy día el modelo estándar de esa primera guitarra la podemos encontrar bajo la denominación de “Brian May Signature”.

Por otro lado, para el 2005 era considerado como el séptimo mejor guitarrista de los todos los tiempos, según una encuesta de Planet Rock. Años después, en el 2012, asciende al segundo lugar de la misma categoría. Esta vez, elegido por los lectores de la revista Guitar World.

Brian May, del rock a la astrofísica

Este astro de la música obtuvo su doctorado en astrofísica en 2007. ¿Tanto tiempo después?, es lo que algunos se preguntarán. Pues, sí. Pasaron más de treinta años para que regresara a la universidad. Bien dicen, que nunca es tarde para cumplir con lo que se quiere. Brian May retomó la tesis que había dejado inconclusa sobre el polvo estelar y para el año señalado la defendió ante el jurado de la Universidad de Londres.

May se ha destacado por ser excelente profesional en su campo. Incluso en 1972, publicó  su primer trabajo de investigación para la revista Nature, el cual se tituló “Emisión de MgI en el espectro del cielo nocturno”. Aunque originalmente el objetivo era analizar la luz zodiacal.

En su estudio señala que “todos los espectros se registraron entre los crepúsculos de la tarde y la mañana, y la mayoría en el plano de la eclíptica. No se registró ninguno durante el crepúsculo”. Dando lugar al proyecto que presentó en ese entonces.

“New Horizons”, el proyecto donde Brian May participó como astrofísico y cantante

Para el 2015, May formó parte del New Horizons, nave espacial de la NASA que busca recabar y analizar información acerca de Plutón. De la cual se cuenta, realizó un vuelo histórico sobre el planeta enano.

En aquel entonces, la inclusión de este genio en el proyecto de la NASA se daría gracias a Alan Stern, investigador principal del equipo “New Horizons”. Así pues, este equipo de científicos se dio a la tarea de analizar datos, que permitieran conocer más a fondo los secretos de Plutón y sus cinco lunas.

Brian May, la leyenda del rock reunido con grupo de científicos del proyecto “New Horizonts”
Brian May reunido con científicos del proyecto “New Horizonts” analizando datos sobre Plutón.
Créditos: NASA

En el 2019, Stern volvería a contactar a May. Esta vez, para que compusiera una canción para celebrar el hecho de que la New Horizons  pasara por Ultima Thule, el “objetivo más lejano de la historia” alcanzado alguna vez por una nave espacial.

Brian May y el origen de los asteroides 

El más reciente trabajo de investigación de May se basó en el origen de los asteroides. Para este proyecto trabajó en equipo con miembros de la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés). Dicho estudio se publicó en la revista Nature, el 27 de mayo de este año. En su cuenta de Instagram se lee lo siguiente:

“Claudia Manzoni y yo formamos parte del equipo dirigido por Patrick Michel que creó estas increíbles simulaciones de los impactos de estos objetos sueltos, lo que llevó a la forma de “trompo” del asteroide resultante”.

De igual forma, destacó que este estudio se basó en simulaciones numéricas de colisiones de asteroides en la categoría de cien kilómetros. Las cuales liberaban incontables fragmentos que volvían a unirse formando agregados. Con este resultado llegaron a la conclusión de que, la formación de asteroides de más de doscientos metros podría darse a partir de un proceso a similar a este.

Otras curiosidades sobre el genio de la astrofísica

Bang, es el libro publicado en el 2006 por May. Él junto a Sir Patrick Moore y Chris Lintott, nos presentan una obra que busca explicar “el pasado, presente y futuro de nuestro planeta y del universo en general”.

Asimismo, tiene otro texto. Este se titula: “Cosmic Clouds”, en español  se traduce cómo Nubes cósmicas. David Eicher y nuestro rockero, nos hablan sobre los ciclos de vida que tienen las estrellas, y exhiben un plano tridimensional de estas. Haciendo de sus escritos una lectura más placentera.

De este modo, nos encontramos frente a un multifacético. Reconocido por ser músico, escritor y amante de la astronomía. A tal punto, que el asteroide 52665 lleva su nombre en honor a él.

Lo que han leído esboza el lado científico de Brian May, leyenda del rock y doctor en astrofísica. Una persona, que sin duda, sigue aportando a la ciencia. Así que, si pensabas que los músicos se limitaban a los pentagramas, de ahora en adelante este genio te hará cambiar de opinión.